Información General

El defensor de los rugbiers acusados de una violación culpó a la víctima

Juan Day disparó una repulsa colectiva al plantear la cuestión. "¿Por qué no pensar que la chica los incitó? Quizás ella abusó de esos chicos".

Viernes 03 de Febrero de 2017

El abogado defensor de los seis jugadores de la Unión de Rugby de Cuyo (URC), imputados por abuso sexual de una mujer de 24 años, Juan Day, aseguró que no hubo una violación colectiva y deslizó que la víctima podría haber incitado a los acusados. "¿Por qué no pensar que la chica los incitó? Quizás ella abusó de esos chicos", argumentó.

Ya son seis los jugadores procesados por el delito de abuso sexual agravado, en tanto que un manager fue acusado de abuso sexual simple.

Según indicó Day en declaraciones a una emisora local, "en esta época, los hombres o estos deportistas, con éxito, no necesitan llegar a esta situación (suministrar drogas) para estar con una chica". "No hay ningún delito en este caso, no hubo una relación sexual. Las pericias fueron clarísimas en cuanto a que la chica no tiene ningún signo de violencia, ni tampoco con el hisopado vaginal encontraron restos de semen".

"Si un hombre termina en esa situación (eyaculando) —agregó—, por qué se tiene que pensar que se trató de un abuso y que una mujer fue sometida y no que era ella quien consintió esa relación o incluso que ella lo incitó".

Más adelante, indicó que "todos habían tomado muchísimo, en una fiesta donde habían unas 40 personas, una barra contratada y hasta mozos. La misma chica dijo que no se acuerda de nada y que había tomado cinco toc toc —tragos pequeños con tequila— y dos daiquiris (licuado de fruta con ron). Incluso ella (por la chica), era quien repartía los toc toc".

Señaló que un primer examen policial no mostró evidencias de violencia ni daño vaginal, ni tampoco hay rastro de drogas.

"La mentalidad que tenemos es que si existe relación de naturaleza sexual donde han estado dos personas intimando con ropa y un hombre eyacula hay abuso. Esa es una concepción muy machista", afirmó el letrado. "¿Por qué tiene que ser una mujer la sometida y que ella la que consiente y la que incita?, ¿Por qué no pensar que la chica los incitó? Quizás ella abusó de esos chicos", deslizó, y para apoyar su hipótesis consideró que "no es una menor de edad, tiene 24 años e incluso ella es mayor que los chicos que están padeciendo".

Day aseguró que "las pericias y demás pruebas que hay en el expediente no permiten sostener ni con grado de probabilidad que este hecho haya ocurrido". Dijo que "respecto de las posibles sustancias que pudieren encontrar, se habla fuera del expediente, es falso, no hay pruebas que hagan referencia a cualquier tipo de sustancias extrañas que pudiera debilitar la voluntad de esta persona. Ninguna".

"Con respecto a los rastros que se encontraron de material genético no son parte de una muestra que se haya encontrado en el cuerpo de la chica, esa prueba salió negativa, lo que se llama hisopado vaginal dio negativo. Ella no tenía rastros ni de semen ni de ningún líquido masculino en su cuerpo", acotó, revelando parte del informe elevado por la pericia médica.

Reconoció que "sí se encontró en una prenda que ella ha facilitado restos de espermatozoides. Eso se verá de quién puede ser, pero no implica ninguna relación sexual de las denominadas coito o de acceso carnal que se refiere la denuncia".

El miércoles fueron imputados de abuso sexual los deportistas Ezequiel Pelaia (Marista) y Maximiliano Filizzola (Marista e integrante de Los Pumas 7's). Filizzola y Pelaia, integrantes de la selección de la Unión de Rugby de Cuyo, llegaron a Tribunales acompañados de una decena de rugbiers que se solidarizaron con los deportistas.

Pelaia y Filizzola llegaron hasta la fiscalía de Luján-Maipú, acompañados de sus abogados Juan Day y Eduardo de Oro, respectivamente, y fueron imputados por el fiscal Hernán Ríos.

La imputación es abuso sexual agravado por acceso carnal y por la participación de dos o más personas. El fiscal también fijó una fianza de 150.000 pesos para cada uno. Tras cubrirla, quedaron en libertad.

El procedimiento fue el mismo que, el lunes, atravesaron los otros implicados, Lisandro Biffi, Sebastián Vanin (ambos de Banco), Ignacio Ceschín (Peumayén) y Enzo Falaschi (Teqüe). Todos están acusados de la comisión de un delito grave, que tiene penas que van de los 6 a los 20 años de cárcel. Diferente es la situación del primer imputado en la causa, el manager del equipo, José Hervida, a quien se investiga por un delito menor: abuso sexual simple (tocamientos).

Mensaje

Hervida es una pieza clave en el entramado de esta causa, que es considerada compleja por la misma Justicia. Es que la denunciante, una mujer jugadora de rugby y amiga de los imputados, le envió un WhatsApp al manager preguntándole con cuántos jugadores había tenido relaciones sexuales durante la fiesta donde la selección mendocina de juego reducido celebró el titulo del Seven de la República disputado en Paraná.

La respuesta de Hervida fue "Biffi, Vanin, Ceschín y Falaschi". Entonces la chica le preguntó si también intimó con "Eze y con Maxi", a lo que el manager respondió, "no, no, con ellos no".

Los presuntos abusos se habrían producido durante una fiesta celebrada el 22 de diciembre pasado en la casa del manager Hervida, en un barrio privado de Chacras de Coria, Luján.

En la ocasión hubo alrededor de cuarenta invitados, que estuvieron dispersos por la vivienda, un loft con un entrepiso, lo que hace que la única cama sea fácilmente visible, y todos consumieron grandes dosis de alcohol.

Entre los implicados están el hijo y el sobrino del diputado oficialista Cesar Biffi.

Lucas Lecour, abogado de la denunciante, dijo que la joven está muy afectada por la exposición mediática, ya que frecuenta los mismos ambientes que los denunciados. Sostuvo que no se trató de relaciones consentidas.

Fiesta y desenfreno. Algunos de los acusados del ataque sexual, ayer en la Fiscalía que atiende el caso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario