Información Gral

Denuncian que a una mujer la ultimaron por escapar de una red de prostitución en Jujuy

Romina Aramayo había dejado de ejercer la prostitución en la capital jujeña para rehacer su vida, pero volvió y fue abusada y asesinada.

Viernes 01 de Agosto de 2014

Un hombre exigió justicia por la muerte de su hija y denunció que la joven fue asesinada por dejar una red de prostitución en la que se encontraba sometida, en Jujuy.

La joven, identificada como Romina Aramayo fue captada en 2011 por la denominada "mafia de la prostitución", al arribar a Buenos Aires procedente de Jujuy, tras separarse del padre de su hija.

Según cuenta en su edición de ayer el Diario Popular, meses atrás Romina decidió salir de ese círculo de prostitución y volver a su pueblo a recomponer su familia.

Sin embargo, no pudo hacerlo ya que llamados telefónicas y aprietes la obligaban a retornar al circuito del sexo pago, hasta que en abril su cadáver apareció masacrado a golpes y con signos de abuso sexual.

Desde ese momento su familia lucha por justicia, denunciando que la víctima fue castigada porque intentó abandonar el oscuro negocio de la explotación sexual.

Juan Aramayo, el padre de Romina, decidió exigir justicia y desde entonces organiza marchas, concurre a tribunales y funcionarios, convoca a los medios, investiga por su cuenta y clama por saber la verdad.

La familia Aramayo es oriunda de la localidad de Ledesma, distante a unos 100 kilómetros de la capital jujeña.

"Romina salió el viernes 4 de abril para San Salvador. Mi yerno me llamó para contarme porque no estaba de acuerdo con ese viaje. Ella decía que tenía que cobrar una deuda por 15 mil pesos. Pero era una excusa. Yo creo que estaba amenazada para que viaje", dijo el hombre, que recibe el apoyo de la Fundación María de los Angeles, dirigida por Susana Trimarco.

"Ese día la llamé y hablé con ella. Fue la última vez que la escuché. Me dijo lo de la supuesta deuda. Que iba con una amiga y volvía. Le pedí que no vaya, que estaba de nuevo con su marido y la nena, que en todo caso viajara con ellos. Pero me dijo que no me preocupe, que era un trámite. Su cuerpo apareció el jueves 10", relató Aramayo.

"Ella estaba muy nerviosa en los días previos al viaje. Nicolás, mi yerno, hizo todo para que no viaje, pero no la pudo detener. Decía que debía encontrarse con un arquitecto para cobrar ese dinero. Todo falso. En la capital se instalaron en un hotel y luego concurrieron al boliche Wolf Night Club. Ahí prostituyen mujeres. Mi hija estaba en eso. Tenía un nombre de fantasía, al igual que las siete u ocho mujeres que siempre tienen trabajando. Sé que Romina tenía muchos clientes, incluso personas de poder, que generaba mucha plata. El dueño del lugar es un empresario dueño de otro lugar como ese y un hotel. Les paga el 50 por ciento de lo que ganan las mujeres", explicó el padre.

La última persona que vio con vida a Romina fue una amiga, Jésica, con quien compartía habitación de hotel.

"Estuvieron en el boliche hasta las 7 de la mañana. Volvieron al hotel a descansar, pero Romina estaba nerviosa. Le pidió 100 pesos a Jésica para viajar en remís y se fue. Decía que tenía que encontrarse urgente con el arquitecto", dijo el hombre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS