Historias de archivo

Cómo y quiénes hicieron en 1878 la primera comunicación telefónica en Argentina

El domingo 17 de febrero de 1878 en Buenos Aires los ingenieros Cayol y Newman unieron voces a 600 metros de distancia. Los detalles de esa jornada histórica

Miércoles 17 de Febrero de 2021

Difícilmente los ingenieros argentinos Carlos Cayol y Fernando Newman hayan pensado alguna vez que sus proyecciones serían más que ciertas y que el teléfono se convertiría en una extensión del cuerpo humano, como vaticinó el filósofo canadiense Marshall Mc Luhan. Y mucho menos que se hayan saludado ese domingo 17 de febrero de 1878 con un “holis”, día de la primera comunicación telefónica en Argentina.

En 1876 Alejandro Grabam Bell había realizado la primera llamada a través de un teléfono en Boston, Estados Unidos, y había patentado el invento del italiano Antonio Meucci en 1854.

telefonograhambell01 (1).jpg
La primera llamada realizada en 1876 por Alexander Graham Bell en Boston, Estados Unidos.

La primera llamada realizada en 1876 por Alexander Graham Bell en Boston, Estados Unidos.

Solamente dos años después del patentamiento en Estados Unidos de la nueva tecnología, la experiencia criolla estaba en marcha. Pero no fue con accesorios extranjeros, sino que Cayol y Newman construyeron los propios y así se comunicaron gracias a dos aparatos instalados a 600 metros de distancia, uno en el diario La Prensa (Moreno 109) y otro en la administración de Telégrafos del Estado (Piedad 83, hoy Mitre) en el centro de la ciudad de Buenos Aires. La experiencia fue más que exitosa y los aparatos transmitieron voces, silbidos, música y canto con buena fidelidad.

El dúo de ingenieros se presentó ante el Estado argentino para obtener la concesión del servicio, no lo logró y rápidamente vio como el promisorio negocio quedaba en manos de compañías extranjeras.

telefonoprimeraparato01b (1).jpg
Simil del aparato utilizado para las primeras comunicaciones telefónicas.

Simil del aparato utilizado para las primeras comunicaciones telefónicas.

Tres años después, el presidente Julio A. Roca firmó los permisos oficiales para la prestación del servicio telefónico a la inglesa Compañía de Teléfonos Gower-Bell, la belga Société du Pantéléphone L. de Locht y la Compañía Telefónica del Río de la Plata, subsidiaria de la norteamericana Bell.

Mientras el telégrafo era considerada una herramienta de integración y estaba regulado por leyes nacionales, la explotación de los teléfonos fue inocentemente o no librada a las fuerzas del mercado sin ningún tipo de plazo ni obligación y la autorización se circunscribía a la ciudad de Buenos Aires. Y si bien el uso del teléfono estuvo a la orden del comercio, también atendió correspondencias sociales de una clase alta que podía obtenerlo y pagarlo.

La competencia entre las prestadoras fue encarnizada y hasta hubo sabotajes de unos contra otros. En 1882 las empresas belga e inglesa se habían fusionado dando paso a la The United Telephone Company of the River Plate, mientras que en 1886 se formó la The United River Plate Telephone Company o Unión Telefónica (UT) en lugar de la Gower-Bell.

Larga distancia

La primera comunicación telefónica de larga distancia fue en 1886 entre Buenos Aires y La Plata y en 1889 se inauguró la línea entre Buenos Aires y Rosario. Para 1925 además de nuestra ciudad estaban conectadas Mar del Plata, Tandil, Azul y Pergamino, y comenzó a operar la línea Buenos Aires-Córdoba.

En Rosario

La primera comunicación telefónica en Rosario se realizó el 19 de agosto de 1882 en la empresa Tietjen y Cia conectando sus oficinas administrativas con su depósito. Rápidamente el invento se diseminó por la ciudad y el 1º de abril de 1883 abrió sus puertas la Compañía Telefónica Siemens en Santa Fe y Libertad (hoy Sarmiento). El 17 de junio del mismo año nace la compañía rosarina Sociedad General del Electrófono, luego Compañía Telefónica del Rosario, con oficinas en Rioja 130 (hoy entre Maipú y San Martín).

El 15 de julio de 1883 se realizó la primera llamada entre Rosario y Buenos Aires a través de teléfono portátil de la empresa Siemens. El 1º de mayo de 1885 las dos empresas se fusionan creando la Compañía Teléfonos Unidos del Rosario que un año después es adquirida por la empresa inglesa Unión Telefónica del Río de la Plata. En 1890 se llamará Unión Telefónica que funcionará hasta 1946.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS