Información Gral

Cómo evitar la resaca del alcohol que suele afectar más a unas personas que a otras

Algunos eligen devorarse todo lo que hay en la heladera, otros toman litros de agua o bebidas cola, algunos insisten con que hay que comer hamburguesas. Pero ¿qué hay que hacer?

Viernes 01 de Enero de 2016

La mayoría de la gente pasa la mañana posterior a una fiesta sufriendo entre sábanas con un dolor de cabeza incesante, mientras que algunos despiertan frescos, como si se hubieran acostado temprano y sin tomar nada más que un vaso de leche.
 
Pero esos bebedores a prueba de resacas no son tan excepcionales. Varias encuestas sugieren que el 25 por ciento de las personas son inmunes al exceso de copas.
 
El secreto es sólo cuestión de química. Los científicos no empezaron a estudiar este fenómeno hasta hace unos cinco años. "La resaca era vista como un mecanismo que ayuda a no beber de más", explica Richard Stephens, de la Universidad de Keele, en Inglaterra.
 
Stephens quiso terminar con los mitos y el desconocimiento, y fundó junto a otros expertos el Grupo de Estudios sobre la Resaca Alcohólica (AHRG, por sus siglas en inglés). Una de las cuestiones que siguen sin estar claras es la causa de la resaca.
 
Hasta hace poco se creía que la principal culpable era la deshidratación— como diurético, el alcohol nos haría perder líquidos—. Pero evidencias recientes sugieren que la deshidratación juega en esto un papel pequeño.
 
Por el contrario, el problema parece residir en la química de las bebidas. El proceso de fermentación del alcohol genera también residuos tóxicos.
 
Son los que proveen a las bebidas de un tono más oscuro. Esto explicaría por qué el whiskey causa una resaca peor que el vodka.
 
Y también por qué mezclar bebidas es una pésima idea, ya que cuanto más variados son los cócteles, más diversas son las sustancias tóxicas que se ingieren.
 
¿Se puede evitar la resaca?
 
Al devorarse el refrigerador entero o tomar muchos vasos con agua tras una noche de intensa bebida no mejorará el dolor de cabeza al día siguiente.
 
Así lo indica un estudio que llevó a cabo un equipo de investigadores de Holanda y Canadá con 826 estudiantes de la nación europea y que se dio a conocer esta semana.
 
La conclusión, aunque es un poco evidente, es contundente: la única manera de evitar la resaca es beber menos alcohol.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario