Información General

Biden se puso la tercera dosis de la vacuna de Pfizer

Las autoridades sanitarias quieren inmunizar a la población mayor, pero el principal problema son los que no se vacunaron en absoluto

Lunes 27 de Septiembre de 2021

El presidente de EEUU, Joe Biden, recibió su vacuna de refuerzo contra el Covid-19 este lunes, días después de que los reguladores recomendaran una tercera dosis de la vacuna de Pfizer para adultos de 65 años o más, personas con afecciones preexistentes y entornos laborales de alto riesgo. Biden hizo de la vacunación su principal bandera, tanto en la campaña electoral que lo llevó a la Casa Blanca como en sus primeros meses de gobierno. Asumió el 20 de enero pasado.

"Lo más importante es vacunar a más personas'', dijo el mandatario demócrata antes de recibir la inyección, y agregó que no tuvo efectos secundarios con las dos primeras dosis.

Biden, de 78 años, recibió su primera inyección el 21 de diciembre y la segunda el 11 de enero, junto con su esposa, Jill Biden, quien tiene 70 años. Ella también recibirá la dosis de refuerzo, pero el lunes estaba en el Northern Virginia Community College, donde es profesora de inglés.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizaron la semana pasada los refuerzos de tercera dosis para la vacuna de Pfizer.

El presidente Biden está a favor de reforzar las vacunas debido a que Estados Unidos está teniendo un fuerte aumento en los casos de coronavirus por la variante Delta, aunque la gran mayoría de contagios se han dado en personas no vacunadas.

Esta agresiva campaña ha provocado la ira de la Organización Mundial de la Salud y algunas ONGs, que han pedido a Estados Unidos una moratoria en las vacunas para dar prioridad a las naciones pobres que no han logrado dar siquiera la primera dosis a su población.

Biden anunció la semana pasada que Estados Unidos donará a las naciones menos favorecidas mil cien millones de vacunas de Pfizer durante el próximo año.

La vicepresidenta Kamala Harris, de 56 años, recibió la vacuna de Moderna, para la cual los reguladores aún no han autorizado refuerzos, pero se espera que lo hagan en las próximas semanas. Los reguladores también esperan pronto datos sobre la eficacia de un refuerzo para la inyección de Johnson & Johnson, que es de una sola aplicación.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario