Información Gral

Anestesista: surge la hipótesis de que sufrió convulsiones

Jueves 02 de Febrero de 2017

La Justicia investiga si el anestesista que hirió a golpes a una joven en su departamento de Barrio Norte cometió el ataque durante una convulsión provocada por el exceso de drogas, según coincidieron la defensa y la madre de la víctima.

El abogado Ramón Arrigos, defensor de Gerardo Ismael Biliris (27), dijo que esa hipótesis está sujeta a investigación, debido a que fue la propia joven, María Eugenia Belén Torres (21), al declarar ante la policía, dijo que el anestesista sufrió una "convulsión y se puso agresivo". Los dichos de la joven fueron confirmados por su madre, quien contó que su hija también hizo referencia a un estado convulsivo del médico.

No obstante, el abogado y la madre no coincidieron sobre el tipo de relación que mantenían, ya que Arrigos aseguró que se trataba de un vínculo ocasional de sexo y consumo de drogas, mientras que la familia Torres asegura que ella trabajaba para él. Lo que confirmaron los dos es que la chica y el anestesista se habían conocido por la red social Tinder, una aplicación de teléfonos celulares utilizada para acordar citas amorosas. "Ella trabajó con él dos o tres semanas. Me comentó que en la casa había una pipa o algo grande, como la de las novelas turcas, y que él tenía cocaína que mezclaba con cenizas de cigarrillo, la calentaba y la fumaba. Ella no es consumidora y si consumió habrá sido en ese momento", expresó la madre.

La mujer contó que, según su hija, "este señor empezó a convulsionar y como ve que le salía espuma por la boca lo ayuda a acostarlo en el piso y a ponerlo de costado. Cuando ella se agacha para ayudarlo, él empieza a golpearla, la lastima, la patea y ella entonces empieza a gritar y sale al pasillo gritando auxilio. Los vecinos le salvaron la vida", concluyó la mujer.

El abogado de Biliris se refirió a la posibilidad de que su cliente haya actuado de manera "involuntaria" debido al estado de convulsión que atravesó. "El recuerda que empezó a tener una convulsión muy fuerte y no recuerda más nada, no recuerda haberle pegado. No digo que no la haya golpeado, pero para cometer lesiones uno tiene que tener la voluntad de causarlas", adujo el letrado. Y luego se preguntó: "¿Y si él no lo quiso hacer y en ese estado de convulsión le pegó a la chica, la hizo caer, se cayo él encima de ella?". Arrigos dijo que su cliente sólo recuerda haber recobrado el conocimiento y ver vidrios esparcidos en el piso y sangre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario