Información Gral

Alarma por la suba del consumo de remedios de venta libre

Especialistas de la salud dicen que ha aumentado en el país la cantidad de personas que toman medicamentos de venta libre sin receta, y que la mayoría desconoce sus efectos adversos...

Lunes 16 de Julio de 2012

Especialistas de la salud advirtieron que ha aumentado en el país la cantidad de personas que toman medicamentos de venta libre sin prescripción médica, y que la mayoría desconoce los efectos adversos que pueden provocar, desde una internación en un centro sanitario hasta la muerte en casos extremos. El abuso de la ingesta de medicamentos es la segunda causa de intoxicación que se trata en los hospitales.

Los datos fueron proporcionados por un relevamiento realizado por la Confederación Farmacéutica Argentina (CFA) en las provincias de Buenos Aires y Córdoba, según los usos y costumbres del 82 por ciento de la personas encuestadas.

La Confederación considera que las cifras recabadas muestran un cuadro "alarmante".

La institución encuestó a 1.500 personas en las dos ciudades y, entre otros datos, recogió que el 55 por ciento desconoce el riesgo de las interacciones entre medicamentos y que el 35 por ciento ignora la toxicidad o ineficacia de un medicamento vencido.

 

Internaciones y muertes. "La sociedad argentina tiene una preocupante cultura de autoconsumo y consumo sin control profesional", aseguró un vocero de la CFA, quien recordó que "la mitad de los argentinos adultos hace un mal uso de los medicamentos, lo que causa la muerte de más de 700 personas y alrededor de 100.000 internaciones hospitalarias al año en el país".

En ese sentido reveló que el abuso de medicamentos "es la segunda causa de intoxicación atendida en hospitales, después de la ingesta de alcohol y por encima de la cocaína y el paco".

De acuerdo a la encuesta realizada en abril último, entre quienes consumen medicamentos de venta libre, el 18 por ciento lo hace a diario "o sea que un medicamento que es vendido sin prescripción para una dolencia simple, es utilizado para una enfermedad crónica que requiere seguimiento médico", afirmó el especialista.

Reveló además que al 44 por ciento de las personas toman medicamentos por recomendación de un familiar, y aún hay otro 13 por ciento que lo hace por sugerencias de conocidos.

De acuerdo a la CFA, el 70 por ciento de las personas mayores agrega a la lista de medicamentos que le indica su médico, otros remedios de venta libre por propia voluntad.

Del total de los encuestados, sólo el 37 por ciento tomó medicinas por recomendación de un profesional de la salud, en tanto que el 40 por ciento de las personas consultadas opinó que el hecho de que los medicamentos estén en góndolas sugiere que no hace falta consulta con un farmacéutico.

Asimismo, el 50 por ciento de las personas consultadas admitió que recomienda medicamentos, y el 54 por ciento manifestó que lleva usualmente remedios en la cartera, maletín o bolsillos.

En cuanto a la exhibición de remedios en góndolas, el 27 por ciento de las personas consideraron que son económicos, pero esa forma de comercialización "está prohibido por la ley 26.567, y hay presentaciones de venta bajo receta que tienen un precio 50 por ciento menor que los de venta libre", aseguró la entidad farmacéutica.

El sondeo también aportó que al 28 por ciento de los encuestados, el hecho de que los medicamentos estén en góndolas, les sugiere que son inofensivos, pero a la vez, el 65 por ciento consideró que el control debería ser mayor, mientras que el 45 por ciento opinó que comprar este tipo de medicinas es perjudicial para la salud.

Estos datos fueron considerados "alarmantes" por la entidad, que dijo que "es consecuencia directa de la exposición constante de las personas a campañas publicitarias, muchas de ellas con mensajes engañosos o que ocultan información importante sobre sus riesgos".

De acuerdo a estudios de la CFA, analgésicos, antibióticos, antiácidos y sedantes lideran el ranking de la automedicación en la Argentina.

Una de las consecuencias de la automedicación es que "alrededor del 11 por ciento de todos los casos de insuficiencia renal terminal es atribuida al consumo de analgésicos y el 40 por ciento de los casos de hemorragia digestiva alta son atribuibles a la aspirina y al resto de los antiinflamatorios no esteroides".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS