Información Gral

10 años de la píldora del amor

El 27 de marzo de 1998, la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA) estadounidense aprobó el uso de una pequeña píldora azul para ayudar a combatir el azote de un problema médico de nuevo cuño: la disfunción eréctil. La impotencia, tal como se llamaba antes a esta situación, se convirtió en algo del pasado gracias al gigante farmacéutico Pfizer.

Domingo 30 de Marzo de 2008

El 27 de marzo de 1998, la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA) estadounidense aprobó el uso de una pequeña píldora azul para ayudar a combatir el azote de un problema médico de nuevo cuño: la disfunción eréctil. La impotencia, tal como se llamaba antes a esta situación, se convirtió en algo del pasado gracias al gigante farmacéutico Pfizer.

Los científicos de Pfizer crearon una nueva droga sexual milagrosa. En los años 80 habían fabricado el citrato de sildenafilo en su esfuerzo por desarrollar un medicamento que mejorara la circulación de la sangre al corazón. Y se encontraron con que algunos de los participantes en la experimentación les hablaban de los efectos secundarios inesperados y les pedían quedarse con algunas píldoras al final de las pruebas clínicas.

Diez años después, Viagra es la marca de fármaco más famosa del mundo y una de las mayores fuentes de ingresos de la compañía. Tan sólo en su primer mes en el mercado fue prescrita 500.000 veces y generó una auténtica estampida en Asia, donde se informó que los hombres pagaban hasta 100 dólares por una pastilla antes de que fuera aprobada legalmente.

El año pasado, Viagra reportó 1.700 millones de dólares a Pfizer. El medicamento fue prescrito a un estimado de 30 millones de hombres, e incalculabes millones más la tomaron sin ninguna receta, en búsqueda de un mayor vigor sexual.

Al Viagra se le atribuye la salvación de miles de matrimonios y la ruptura de otros miles. Hace poco también se dijo que logró la salvación de un niño que sufría hipertensión pulmonar. Los científicos incluso mostraron que una pequeña dosis evita que se marchiten las flores y puede ayudar también a los hamsters a superar los efectos del jetlag (cambio de horario por vuelos interoceánicos).

 

Baby boom. Para muchos miembros de la generación de la "explosión demográfica (baby boom)", la pequeña píldora azul es tan significativa como lo fue en su día la pastilla anticonceptiva, lanzada en una anterior revolución sexual 30 años antes, afirma la Asociación Americana de Jubilados en un estudio sexual realizado en 2005.

"Es una revolución en espíritu y actitud sobre la sexualidad en edad madura, y en el centro está el tema de que los problemas físicos relacionados con la salud y la edad deben ser tratados y superados en vez de aceptados como parte de hacerse viejo", añade.

Otros lo ven de forma diferente. "La historia del Viagra es la historia de la generación del «baby boom» tratando de prolongar su largo verano de juventud de los años 60 hasta el clima invernal de después del milenio", opina Steve Beard, autor del libro "Aftershocks: The end of style culture". "Todos esos sementales hippies a los que ya no se les levanta están forzando la máquina chirriante del capitalismo de bienestar para que les de una última inyección de droga".

 

Punto oscuro. El Viagra tiene también sus partes sombrías. Se ha convertido en la pesadilla del email, cuyas bandejas de entrada están llenas en todas partes de billones de correos basura con propaganda sobre la píldora. Y se ha vuelto una droga común entre hombres jóvenes que la ven como un afrodisíaco.

De forma más seria, la Viagra es acusada de ser responsable de promover la existencia de una serie de hombres mayores dominados artificialmente por el apetito sexual, cuya capacidad redescubierta genera graves tensiones en matrimonios antes plácidos.

"Tengo 62 años y soy madre de seis hijos ya mayores, así que estaba feliz cuando mi marido de 64 empezó a bajar la marcha hace dos años", escribió una mujer a la consejera sentimental estadounidense Ann Landers. "¿Y ahora qué pasa? Inventan una píldora llamada Viagra y el viejo macho cabrío está de vuelta. Quiero a mi esposo, pero creo que me merezco un descanso. Además, esas píldoras cuestan cada una 10 dólares. La semana pasada se tomó cuatro".

"Los hombres mayores pueden de nuevo, así que se van a otra parte, a pastar en campos más jóvenes y verdes", asegura por su parte el abogado divorcista Raoul Felder, quien representó hace poco a una mujer cuyo marido de 70 años comenzó a engañarla días después de empezar con la Viagra.

En las comunidades de jubilados de Florida se han disparado las tasas de enfermedades de transmisión sexual entre ancianos porque acuden a prostitutas tras tomarse una Viagra.

Un estudio de Nueva Zelanda revela que muchas mujeres culpan a los médicos por recetar Viagra a sus maridos sin tenerlas en cuenta a ellas. Opinan que los médicos usan la píldora como un remedio rápido en vez de ayudar a las parejas con otros problemas en su relación o simplemente a aceptar que las personas de edad no necesitan el sexo tan a menudo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario