..

En un día lluvioso como hace 12 años, se recordó cuando Santa Fe estuvo bajo agua

No hubo una multitud como se esperaba, pero la marcha en la capital provincial culminó con fuertes discursos frente a la Casa Gris.

Jueves 30 de Abril de 2015

Gris y lluvioso. El día de ayer fue casi idéntico al 29 de abril de hace 12 años cuando el Salado creció de golpe, inundó 43 barrios y en horas tapó —en algunos casos con casi cuatro metros de agua— a 1.269 manzanas haciendo huir despavoridos de sus casas a unos 130 mil santafesinos y ahogando a más de una veintena de infortunados.
  La lluvia, aunque poca, conspiró ayer contra la marcha y el acto conmemorativo de la tragedia organizado por la Asamblea de Inundados, un espacio que nuclea a varias agrupaciones de damnificados de la inundación del 2003. Lejos estuvo de ser multitudinaria como se esperaba.
  Ello no amilanó a los organizadores que hicieron tronar sus reclamos en dos direcciones. El político que este año se focalizó en la figura del senador Carlos Reutemann quien retomó protagonismo en la política provincial y nacional y era el gobernador en 2003, aunque entonces y a meses del drama su partido y sus candidatos ganaron ampliamente las elecciones de ese año en los barrios inundados.
  La sanción social que no fue electoral, la buscó desde entonces un grupo de damnificados en la Justicia: el otro costado argumental de la marcha de ayer —que unió las plazas del Soldado y de Mayo— y de los discursos frente a la Casa Gris. “El inundador tiene que estar preso y no ser candidato a nada”, descerrajó la militante social María Claudia Albornoz.
  La causa judicial lleva 12 años y no tiene juez de sentencia por cuanto la última magistrada en la recayera se excusó por haber sido inundada en 2003. Ya sin juez de sentencia, el caso deberá pasar a manos de un juez correccional.
  Luego se leyó un documento en el que tampoco la gestión del Frente Progresista escapó de las críticas. En otro parte del documento, se criticó a Hermes Binner acusándolo de cómplice de Reutemann: “el ex gobernador Binner, se le derritió la cubetera y ahora está malo, quiere debatir con Reutemann, se olvidó que ya debatió cuando le ofreció la secretaria de la Producción el 7 de diciembre del 2007, y luego no lo investigó en nada, sólo le alcanzó para mandarle la canción de Pocho Lepratti y después se arrepintió”, se afirmó. En consonancia con estas declaraciones y sobre el final de la lectura, aseveraron: “No nos tragamos ningún cambio falso del progresismo verbal, y asumimos muchas veces, poniendo el cuero casi en soledad ante estos tribunales”.
  La gente se queja de que la Justicia “cajonea” el caso para proteger a los responsables políticos que pudieron haber evitado que el agua entre a la ciudad si hubieran cerrado la defensa en una zona lindante al campo de golf del Jockey Club. Se dice que esa obra no se construyó para no entorpecer ese deporte y no aceptan el argumento de que se trató de un fatal fenómeno natural impredecible.
  Los manifestantes acusan a los miembros de la Corte Suprema de deberle a Reutemann su nombramiento y no hacer nada por investigar su responsabilidad política o la de sus funcionarios de entonces.
  El acto culminó con la lectura de los nombres de todos los fallecidos a causa de la inundación, frente al reconocimiento de los presentes.
  Entre las agrupaciones sociales y políticas estuvieron en la plaza el Partido Obrero, la Corriente Estudiantil Popular Antimperialista, la Agrupación de Lucha por los Derechos de los Estudiantes, la Federación Juvenil Comunista, la Corriente Clasista y Combativa, el Partido Comunista Revolucionario, el Movimiento Social de los Trabajadores, el Movimiento Evita, el Centro Cultural El Birri, el Foro Contra la Trata, el Frente Social y Popular, la agrupación estudiantil Senderos y representantes de CTA-ATE de Rosario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario