El Profesorado del Huerto se reinventa en la crisis.

Ante el COVID-19 sus profesores asumen un renovado compromiso de transformación educativa.

Jueves 26 de Marzo de 2020

Una época desafiante.

Estamos en un tiempo en el que la agenda política medioambiental del mundo entero es liderada por jóvenes de la edad de nuestros estudiantes. Es por eso por lo que, desde el Instituto del Profesorado de Biología ISPI Nº 9028, Ntra. Sra. del Huerto, escribimos este artículo para invitarte a formar parte de nuestra experiencia educativa. En concreto, te invitamos a inscribirte en nuestro Profesorado para el ciclo lectivo 2020, que es el año en el que cumplimos 55 años de trayectoria educativa en la ciudad de Rosario. Valga mencionar que Rosario es pionera y ejemplo de jóvenes comprometidos en movimientos ambientalistas. Dicho en otras palabras: te invitamos a que vengas a formarte para aprender a enseñar a otros a cuidar juntos la casa común; es decir, el planeta, la vida, nuestra humanidad. Esa es una responsabilidad que hoy más que nunca, debemos asumir.

Al respecto, y como una voz internacional convocante, el Papa Francisco fomenta ese espíritu de la época llamando a cada persona que habita este planeta a la CONVERSIÓN ECOLÓGICA (Encíclica “Laudato si”).

Pero ¿qué es eso? Pues bien, Francisco es muy claro y enfático al explicarlo:

1.- Se trata de tomar compromiso personal en una política del cuidado integral de los ecosistemas. Porque hay mucho que hacer, dado que, aunque el problema de la degradación ambiental es estructural, no hay recetas uniformes para resolver su cuidado. Pero lo bueno es que, gracias a los jóvenes, estamos ante el surgimiento de otro paradigma; es decir: ante otra manera de pensar, que implica otra forma de posicionarnos frente a los problemas y de situarnos para intervenir en cada caso. ¡Se trata de otra mentalidad! Una que provoca otro tipo de diálogos y de estilos de vida, orientados al cuidado de la naturaleza. Se trata, en definitiva, de una cultura del cuidado que va impregnando la sociedad a través de pequeños gestos cotidianos. Como escribía el poeta uruguayo Eduardo Galeano: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. Y ese compromiso personal en una ecología de la vida cotidiana, es el que nos interesa acompañar y fortalecer desde nuestro Profesorado del Huerto, para aprender juntos a vivir sabiamente, a pensar con profundidad y a amar con generosidad.

2.- Por eso se vuelve importante estudiar en un Profesorado de Biología, porque resulta valioso el aprender a enseñar que el avance de las tecnologías y de las ciencias sólo tiene sentido si equivale al avance de la humanidad y de la historia; es decir que tiene que ver con una ecología humana. Esto es, con el desarrollo de capacidades sociales que permitan ejercer modos de vida basados en la consciencia de que el ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos. Es que los efectos más graves de las agresiones ambientales, los sufren las personas más pobres. Y no suele haber consciencia clara de que el gemido de la tierra herida se une al gemido de los abandonados del mundo, con un clamor que nos reclama otro rumbo. Pues nos hace ver que lo dañino son los modos de producción y los estilos de vida. Ellos son la causa de tantos y tan desdichados desequilibrios, así como de las enormes inequidades que existen entre los seres humanos. Y ante eso los educadores tenemos una gran tarea social que realizar mediante un trabajo que consiste en colocar a las nuevas generaciones en el mundo de la cultura. De ahí que, con énfasis y sin vueltas, no dudamos en invitarte a gastar con gusto tu vida en esa tarea, comenzando por estudiar una carrera de Profesorado como la de nuestro Instituto del Huerto. ¡Este es el momento histórico preciso para hacerlo!

3.- Hay que jugársela en esta época, y los jóvenes saben de eso, porque tienen la fuerza motivadora que abre nuevos horizontes. Saben que no sirve describir los síntomas, si no reconocemos la raíz humana de la crisis ecológica y actuamos en consecuencia. Es el momento, dado que el paradigma tecnocrático y financiero dominante, está interpelado. Cruje como un barco viejo que se esfuerza por seguir a flote entre enormes olas de cambio... Entre las olas de otra economía emergente y de otras formas de trabajo. Otras maneras de transformar lo existente. Es así que, en coherencia con nuestro carisma, en el Profesorado de Biología del Huerto apostamos por otro estilo de vida. Uno hecho de la capacidad de salir de sí hacia el encuentro con el otro. Se trata de otra lógica a partir de la cual pensamos la educación como creadora de una alianza entre la humanidad y el ambiente.

Un año muy especial.

La crisis sanitaria mundial disparada por el alto nivel de contagio del coronavirus COVID-19, pone en evidencia que la realidad es superior a las ideas... Lo que está ocurriendo en las sociedades de todo el mundo con ocasión de la pandemia en la que nos encontramos sin más remedio que el cuidado mutuo, nos permite avizorar que el mundo del trabajo requerirá cada vez más personas formadas en biología, higiene y seguridad, energías renovables, alimentos, tratamiento de desechos, economía social, y un largo etcétera referido al compromiso por otra forma de la vida en común. En tal sentido, en el Profesorado del Huerto estamos trabajando en el diseño e implementación de varios proyectos de ampliación de nuestra oferta educativa. Y para eso le estamos dando forma a una nutrida propuesta de especializaciones, tecnicaturas, diplomaturas y otras actividades que se desarrollarán en articulación con prestigiosas universidades y empresas.

Además, y como ya dijimos: en este 2020 se cumplen 55 años del Instituto del Profesorado de Biología Nuestra Señora del huerto, acompañando a los jóvenes rosarinos en su formación docente. Esa es una muy larga trayectoria educativa en la ciudad de Rosario, y queremos celebrar este aniversario brindando más y renovados servicios a la comunidad, poniendo el Profesorado a la altura de los desafíos de la época en la que nos encontramos.

Es más, incluso las restricciones por confinamiento domiciliario que a todos se nos exigen en la lucha solidaria contra el coronavirus, no nos privan de seguir dando clases. Esto significa que si aun en esta aciaga situación podemos seguir dando clases, estando en tiempos de aislamiento social preventivo y obligatorio, entonces eso quiere decir que se puede estudiar igual y, para hacértelo posible, reorganizamos en modalidad virtual la propuesta educativa COMPLETA de nuestro Instituto. De manera tal que ningún estudiante se sienta privado de seguir avanzando en su carrera. Así, el que quiera estudiar, puede estudiar. Porque eso se puede hacer en línea, a través de computadoras y teléfonos celulares.

Queremos que todas y todos puedan estudiar, por eso para los nuevos alumnos ingresantes establecimos un descuento del 60% en matrícula y cuotas bonificadas. Además, si bien durante la cuarentena no podemos atender sus consultas como era habitual en el tel. 4213074 (de lunes a viernes, de 17:30 hs a 21:30 hs), ni recibirlos en las oficinas de nuestro edificio de calle San Juan 556... sin embargo, se pueden informar siguiéndonos en las redes sociales: Instagram, Facebook y Twitter. Pero, si lo desean y no se quieren demorar innecesariamente, entonces se pueden INSCRIBIR ya mismo a la carrera de manera completamente on-line, tan sólo mandándonos un mensaje por email a: huertoprof@gmail.com

Así que, si sos consciente del valor socio cultural de la educación, te gusta la naturaleza y te interesa la ecología, entonces comprometete con lo que sentís estudiando en el Profesorado del Huerto.

ISPI Nº 9028 Ntra. Sra. del Huerto

San Juan 556 – Rosario – Tel. (0341) 4213074

CONTACTO e INSCRIPCIÓN: huertoprof@gmail.com

REDES SOCIALES:

Instagram: @profesoradohuerto

Twitter: @huertoprof

Facebook: Profesorado Ntra. Sra. Del Huerto

Ps. Mg. Claudio Altisen

Director · ISPI 9028 · NSH

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario