El Mundo

Silvio Berlusconi lidera los sondeos y podría volver al gobierno en Italia

El ex premier presentó el programa de su coalición con vistas a los comicios del 4 de marzo.

Sábado 20 de Enero de 2018

El ex premier italiano Silvio Berlusconi prometió ayer una "verdadera revolución fiscal", como parte del programa electoral de su coalición conservadora. El bloque de Berlusconi, del que forman parte su partido Forza Italia y las formaciones de derecha La Liga y Hermanos de Italia, lidera en los sondeos para las elecciones generales del 4 de marzo.

   Su alianza aboga por introducir un impuesto fijo del 23% sobre los ingresos familiares y corporativos, según anunció el político, de 81 años. "Tenemos el deseo y la intención" de bajar el impuesto más adelante si la suma total de ingresos fiscales del Estado sube, añadió. Berlusconi habló tras alcanzar un acuerdo con sus aliados sobre un "programa para Italia" de diez puntos, que no cuestiona la membresía de este país en la Unión Europea (UE). Tanto La Liga como Hermanos de Italia hicieron campaña contra el euro en el pasado. Además, Berlusconi propuso en su momento abandonar parcialmente la unión monetaria europea con un sistema de doble moneda. Sin embargo, el programa pide "más política y menos burocracia en Europa" y promete menos pagos para el presupuesto de la UE. Asimismo destaca que Constitución de Italia debería prevalecer sobre la ley del bloque europeo. En las últimas semanas, el populista Movimiento Cinco Estrellas (M5S) también suavizó su posición respecto al euro. Celebrar un referéndum sobre la salida de Italia de la UE solo sería un "último recurso", dijo el candidato a primer ministro Luigi Di Maio.

   Berlusconi, que propuso anteriormente un impuesto fijo del 20%, dijo que las tasas tributarias no superarán el 33% para no incentivar la evasión. El conservador, que fue jefe de gobierno de Italia en tres ocasiones, fue condenado por fraude fiscal en 2013, por lo que no puede volver ocupar un cargo público. Por esta razón no se presenta personalmente en las elecciones como candidato. Prometió la abolición de los impuestos de matriculación de vehículos, de herencias, de donaciones y sobre la primera vivienda, así como algunos impuestos corporativos.

   Otros partidos, como el M5S y el Partido Democrático (PD), actualmente en el gobierno, también prometieron rebajas de impuestos o generosos subsidios, pese a que Italia tiene una gran deuda pública. Una encuesta de SWG publicada en "Il Messaggero" señaló que la mayoría de los votantes no consideraba creíble ninguna de las principales promesas de campaña. La encuesta también indicó que las principales exigencias de los votantes son la baja de los impuestos sobre las rentas del trabajo, que se frene la inmigración y la reducción de la burocracia estatal, mientras que solo el 11% estaba a favor de abandonar el euro.

   Según encuestas, el bloque de Berlusconi va en cabeza con el 37% de los votos, seguido del M5S con el 28% y la coalición del PD con el 27,1%. Tan sólo si la alianza de Berlusconi gana al menos el 40% de los votos podrá tener mayoría parlamentaria. De lo contrario, la mayoría de los expertos esperan un largo período de incertidumbre política tras las elecciones. Los datos indican no obstante que la abstención se mantiene elevada, con un 37,5% de los votantes que no expresan su preferencia por ninguno de los partidos que acudirán a los comicios de marzo. Las elecciones fueron convocadas el 28 de diciembre por el presidente italiano, Sergio Mattarella, al final de una legislatura durante la cual se aprobó la controvertida ley electoral que regirá tanto para la Cámara baja como para el Senado. La ley, conocida como "Rosatellum bis", servirá para elegir a los 630 diputados y 315 senadores.

   El nuevo sistema electoral incluye un método mixto en el que el 36% de los escaños de la Cámara baja y alta serán asignados con un sistema mayoritario basado en circunscripciones uninominales y el 64% de forma proporcional. Entre otros aspectos, indica a los partidos que se presenten en coaliciones y establece un umbral electoral del 3 % de votos para que los partidos puedan acceder a las cámaras y del 10% en caso de que vayan agrupados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario