El Mundo

Perú se hunde en un clima de confusión postelectoral

Keiko Fujimori objetó más de 200 mil votos, cuya revisión llevaría hasta 12 días. Un fiscal pidió su arresto

Jueves 10 de Junio de 2021

Perú atraviesa un escenario de confusión postelectoral. Mientras este jueves a la tarde la autoridad electoral anunciaba que finalmente había alcanzado al 100% de actas electorales “procesadas” (lo que no equivale a escrutadas, que son 99,252%, sino a ingresadas al sistema), transcurrió el cuarto día desde el ballottage del domingo sin consagrarse al presidente electo entre los competidores Pedro Castillo y Keiko Fujimori. Esta pidió anular unos 200.000 votos, lo que impuso un interregno que podría durar hasta 12 días, según estimaron las autoridades electorales. A la vez, un fiscal que investiga a la candidata derechista por actos de corrupción solicitó detenerla.

La Oficina Nacional de Proceso Electorales (ONPE) anunció en la tarde de este jueves que finalmente recibió el 100% de las actas electorales. Según los resultados, Pedro Castillo se mantiene delante de Keiko Fujimori. Pero de ese 100% de actas “procesadas” hay 99,252% que fueron contabilizadas, es decir, sometidas a escrutinio. Castillo alcanzaba un 50,198%de votos y Fujimori obtenía un 49,802%. Los separaba un 0,396%.

En votos, Castillo lograba 8.800.081 votos y Keiko Fujimori, 8.730.535. La diferencia era de 69.546 votos. Pero hay 933 actas electorales que fueron enviadas al Jurado Nacional de Elecciones para su revisión.

Además, el miércoles los representantes legales de Fuerza Popular y Keiko Fujimori iniciaron una demanda electoral, cuyo objetivo es anular más de 200.000 votos. En conferencia de prensa, Fujimori anunció que pedirán la nulidad de 802 mesas. Según el diario La República la meta real son 1.013 mesas con 235.250 votos de las regiones que votaron mayoritariamente por Castillo.

Es la primera vez en la historia electoral de Perú que en un ballotge presidencial un candidato presenta tal cantidad de pedidos de anulación.

Leer más: Con 99% escrutado Castillo se sigue imponiendo

En las ajustadas elecciones de 2016, los votos tardaron cinco días en ser contados, y el triunfo de Pedro Pablo Kuczynski sobre Keiko Fujimori fue por menos de medio punto, 41.438 votos. Un día después, Fujimori aceptó el triunfo de Kuczynski. Era su segunda derrota.

Este miércoles, Fujimori acompañada del vocero de campaña Miguel Torres, anunció que presentó un pedido ante el tribunal electoral para anular 802 actas electorales. Si lo logra, entonces podría ganar la elección, debido a que Castillo la supera por poco más de 71.000 votos con el 99% de las actas contabilizadas.

El presidente del Jurado Nacional de Elecciones, Jorge Salas, calculó que al menos se necesitarán 12 días para intentar dar respuesta al pedido de la candidata Fujimori. "Creo que sería razonable pensar que se debe tomar algún tiempo mínimo como para poder decidir lo pertinente sin necesidad de atropellarse o que hagan abuso del tiempo demorando'', dijo a la radio local RPP.

Estas elecciones presidenciales eran vistas como la salida y la válvula de escape de la enorme tensión que acumuló Perú en el convulsionado quinquenio previo, en el que el país fue gobernado por cuatro presidentes.

Las calles del centro histórico de Lima recibieron sendas manifestaciones de los simpatizantes de Fujimori y Castillo. Ambos grupos afirman que harán respetar sus votos hasta el final.

Castillo no hizo declaraciones este jueves, pero el miércoles pidió tranquilidad a sus simpatizantes y los exhortó a no caer "en provocaciones de quienes quieren ver el país en el caos''.

Pedido de arresto para Fujimori

En medio de esta incertidumbre, un fiscal que investiga a Fujimori por lavado pidió a un juez que la candidata sea encarcelada otra vez porque incumplió las estrictas normas de conducta que permitieron su liberación hace año y medio. El fiscal José Domingo Pérez argumentó que Fujimori tenía prohibido hablar con testigos de su caso, uno de ellos Miguel Torres, quien se presentó ante la prensa junto a Fujimori para anunciar el pedido de anulación de votos.

La fiscalía acusa a Fujimori de lavado de activos por recibir millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht y empresarios peruanos para sus campañas presidenciales de 2011 y 2016. Pérez pide 30 años de cárcel para Fujimori, 22 años de prisión para su esposo, el estadounidense nacionalizado peruano Mark Villanella, y otras solicitudes que incluyen a 38 implicados más cuyas pedidos de cárcel suman en total más de 800 años.

Si Fujimori gana, evitará la prisión y su caso judicial se congelará durante su gestión. Si acumula su tercera derrota, irá a juicio, al igual que su esposo. Quien triunfe en los comicios peruanos recibirá el poder del presidente interino Francisco Sagasti y gobernará por cinco años desde el 28 de julio.

Malestar con Alberto Fernández

El presidente Alberto Fernández se comunicó este jueves con Pedro Castillo para felicitarlo como presidente electo de Perú, pese a que no ha sido consagrado ganador por las autoridades electorales.“Hoy me comuniqué con Pedro Castilllo, presidente electo de Perú. Le expresé mi deseo de que unamos esfuerzos en favor de América Latina. Somos naciones profundamente hermanadas”, afirmó Fernández. Además, dijo celebrar que “el querido pueblo peruano enfrente el futuro en democracia y con solidez institucional”.

Horas más tarde llegó la reacción oficial de Lima, mediante un comunicado de la Cancillería. El texto oficial peruano dice que "ante las expresiones del señor Presidente de la República Argentina, Alberto Fernández, el Gobierno del Perú se ha visto en la obligación de entregar una Nota de Protesta al Embajador de la República Argentina, indicando que los resultados finales de las Elecciones Generales 2021 aún no han sido anunciados por las autoridades electorales de nuestro país."

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario