El Mundo

Histórico: el Senado de EEUU reconoció el genocidio armenio cometido por Turquía

Por primera vez, la Cámara alta reconoció la masacre de un millón y medio de civiles de esa nación durante la 1a Primera Guerra.

Viernes 13 de Diciembre de 2019

El Senado de Estados Unidos reconoció como genocidio, por primera vez y por unanimidad, la muerte de alrededor de un millón y medio de armenios, ocurridas en el Imperio Otomano entre 1915 y 1917, y Turquía, heredera de ese imperio, respondió casi de inmediato con un repudio.

El texto fue presentado por los senadores el demócrata Robert Menéndez y el republicano Ted Cruz, y es idéntico al adoptado por la cámara baja estadounidense en octubre pasado, por lo que de ahora en más el Poder Legislativo de Estados Unidos mantendrá una política de conmemoración oficial y reconocimiento del genocidio armenio.

Para que se convierta en parte de la política exterior del país, primero debe ser ratificada por el presidente, Donald Trump.

La resolución aprobada rechaza cualquier esfuerzo de asociar al gobierno de Estados Unidos con la negación del genocidio armenio o cualquier otro genocidio y, por último, promueve la educación sobre ese hecho histórico, que hasta el día de hoy el Estado turco niega.

"El Senado se unió hoy a la Cámara de Representantes para rechazar la mordaza de Turquía contra el honesto recuerdo estadounidense del Genocidio Armenio, anulando el veto extranjero más grande y más largo sobre el Congreso de los Estados Unidos en la historia del país", celebró el director ejecutivo del Consejo Nacional Armenio en Estados Unidos (ANCA), Aram Hamparian.

La Agencia de Noticias Armenia destacó que la legislación no es vinculante, sino que funciona como una sugerencia para el Poder Ejecutivo.

Sin embargo, el apoyo masivo en las dos cámaras le otorgó un peso especial en esta disputa de poderes.

Las iniciativas legislativas en Estados Unidos para repudiar el genocidio armenio fueron en el pasado bloqueadas varias veces por los aliados del presidente Trump, quien busca mantener una buena relación con Turquía y su presidente y aliado de la Otán, Recep Tayyip Erdogan.

Sin embargo, mientras las resoluciones tardaron en ser aprobadas en le congreso, en el resto del país las condenas ganaron consenso más rápidamente.

Un total de 49 de los 50 estados emitieron declaraciones de reconocimiento del genocidio armenio en los últimos tiempos. La única excepción es Mississippi.

Turquía y las instituciones que se niegan a reconocer el genocidio armenio sostienen que, aunque hubo matanzas y crímenes, no existió un plan sistemático para erradicar a esa comunidad del territorio del entonces Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial.

En aquella época, la dirigencia otomana acusaba a los armenios de ser una suerte de quinta columna aliada con sus enemigos en la Primera Guerra Mundial.

El gobierno turco reaccionó hoy de inmediato a la aprobación de la resolución en Washington y advirtió que la decisión del Congreso "pone en peligro las relaciones bilaterales", una línea que el propio Erdogan ya había esbozado en noviembre pasado durante una visita a la Casa Blanca, cuando alertó que "algunos hechos históricos y acusaciones son usados para dinamitar" los vínculos.

"Es adecuado y apropiado que el Senado esté del lado correcto de la historia", dijo, sin embargo, Menéndez, al borde de las lágrimas, tras la votación en la cámara alta.

"Estoy agradecido de que esta resolución haya sido aprobada en un momento en que todavía hay sobrevivientes del genocidio que podrán ver que el Senado reconoce lo que pasó", remarcó.

reclamo escuchado. Una marcha de la comunidad armenia en EEUU por el genocidio impune.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario