El Mundo

Ex presidente ecuatoriano Rafael Correa, a un paso del juicio por secuestro

La Fiscalía de Ecuador se aprestaba a solicitar que se abra un juicio contra el ex presidente Rafael Correa por secuestro y asociación ilícita en relación con el rapto en Colombia de Fernando Balda, un ex parlamentario oficialista que se volvió en contra del entonces mandatario del país sudamericano.

Jueves 19 de Julio de 2018

La Fiscalía de Ecuador se aprestaba a solicitar que se abra un juicio contra el ex presidente Rafael Correa por secuestro y asociación ilícita en relación con el rapto en Colombia de Fernando Balda, un ex parlamentario oficialista que se volvió en contra del entonces mandatario del país sudamericano. Concluido el período de investigación de 120 días, la Fiscalía presentará su solicitud a la sala de lo penal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), que podría decidir si acepta o no la petición de sentar en el banquillo a Correa, informaron fuentes judiciales. Correa, que fue jefe de Estado entre 2007 y 2017 y sobre quien pesa una orden de prisión preventiva, vive actualmente en Bélgica y niega las acusaciones. Durante la fase de instrucción, la Fiscalía recabó elementos en contra de otros cinco procesados aparte de Correa.

Balda, que había sido miembro de la Asamblea Constituyente encargada de redactar una nueva Constitución para Ecuador por parte del naciente movimiento oficialista Alianza País (AP) de Correa, fue secuestrado durante unas horas en agosto de 2012 en Bogotá. El ex asambleísta fue un leal seguidor de Correa, pero se volvió en su contra en el transcurso del proceso constituyente. Balda huyó a Colombia después de ser condenado a dos años de cárcel tras haber sido demandado por el presidente por injurias y por atentar contra la seguridad del Estado en relación con la difusión de grabaciones en las que Correa y otros asambleístas supuestamente pactaban cambios a la redacción de la nueva Constitución sin que hubiesen sido aprobados por el Legislativo. La investigación determinó que el secuestro, cuyo objetivo era llevar de vuelta a Balda para que cumpliese condena en Ecuador, se llevó a cabo en complicidad con agentes de la Secretaría de Inteligencia (Senain), organismo presidencial ecuatoriano, y que sus operaciones fueron autorizadas y financiadas desde la gobierno de Ecuador, que ejercía entonces Correa. Aparte de Correa, procesado como presunto autor intelectual, están acusados de secuestro y asociación ilícita los ex agentes de la Senain Raúl Chicaiza, Diana Falcón y Jorge Espinosa así como Pablo Romero, ex secretario Nacional de Inteligencia, y Fausto Tamayo, ex comandante de la policía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario