El Mundo

El Grupo de Lima le dio un público respaldo a Juan Guaidó en Bogotá

Los cancilleres de las naciones latinoamericanas y Canadá aplaudieron al "presidente interino". Pero le dijeron "no" a la opción militar.

Martes 26 de Febrero de 2019

Para Juan Guaidó , presidente interino de Venezuela, tuvo su primera cumbre multinacional: ayer debutó en su primer encuentro con el Grupo de Lima en Bogotá, que le sirvió para confirmar su autoridad ante estos países y mostrar al mundo y a los venezolanos que es reconocido como jefe de Estado por las principales democracias americanas. La declaración final de la cumbre de Bogotá condcenó al "régimen de Nicolás Maduro" por la violencia ejercida el sábado contra el ingreso de ayuda humanitaria (ver aparte). Sin embargo, también quedó claro que estas naciones solo respaldan un proceso político y diplomático de presión sobre el régimen chavista que excluya de manera tajante la intervención militar. Esta es una hipótesis que tanto Guaidó como Estados Unidos han sugerido en más de una ocasión.

El Grupo de Lima está constituido por 13 naciones latinoamericanas, además de Canadá. Sus integrantes reconocen a Guaidó como presidente interino de Venezuela y desconocen a Maduro, quien reasumió el 10 de enero. Este mandato surge de unas elecciones realizadas en mayo de 2018 que la mayoría de las democracias americanas y europeas no ha reconocido, así como la OEA y la Unión Europea. Por ello, Guaidó, titular del Parlamento, ha sido proclamado presidente interino de Venezuela. Cincuenta y cuatro naciones lo reconocen como mandatario legítimo interino.

En Bogotá, la posición de Guaidó fue clara: "Quienes empezaron violando la Constitución hoy asesinan civiles, indígenas y celebran la quema de comida y medicinas. Ahora mismo hay millones de venezolanos en peligro de muerte. Soy presidente interino de un país que muere de hambre y está secuestrado por criminales. Es momento de escalar la preocupación y considerar los niveles más altos de presión y acción", subrayó. Guaidó salió clandestinamente de Colombia el pasado viernes, dado que la Justicia chavista le prohibió dejar el país. En su equipo aseguran que su regreso a Caracas es inminente.

La oposición, que domina la Asamblea Nacional, el parlamento unicameral venezolano, no descarta solicitar más adelante una intervención militar. Sin embargo, ya cuentan con la negativa previa de países fundamentales, como Colombia, Chile, Argentina y Brasil. La Unión Europea (UE), que reconoce a Guaidó, señaló antes de que comenzara la cumbre de Bogotá a través de su jefa de Exteriores, Federica Mogherini, en que "hay que evitar" una intervención militar. La posición oficial del Grupo de Lima fue clara: "La transición a la democracia debe ser conducida por los propios venezolanos pacíficamente, apoyados por medios políticos y diplomáticos, sin uso de la fuerza". Los firmantes también decidieron solicitar a la Corte Penal Internacional de La Haya que sume los últimos acontecimientos ocurridos este fin de semana en la frontera, a la solicitud presentada por Argentina y otros países el año pasado para abrir una investigación contra el régimen chavista por crímenes de lesa humanidad.

La propuesta de EEUU

Estados Unidos propuso al Grupo de Lima una serie de sanciones para aislar al gobierno de Maduro y reafirmar el apoyo a Guaidó. Durante la cumbre de ayer en Bogotá, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, llamó a la región a congelar de inmediato los activos de la petrolera estatal PDVSA, "denegar todo acceso a financiamiento externo" al gobierno de Maduro y entregar el control de las cuentas y activos del Estado venezolano en cada país a Guaidó. La declaración final del Grupo de Lima no hace ninguna alusión a las propuestas de Estados Unidos sobre la aplicación de sanciones contra Venezuela, y sostiene que la permanencia de Maduro en el poder "representa una amenaza sin precedentes a la seguridad, la paz, la libertad y la prosperidad en toda la región", a la vez que condena el bloqueo a la ayuda humanitaria y reitera su pedido de elecciones libres.

La exposición más resonante fue la de Pence. "Ha llegado el momento de que hagamos más. Hoy, con mucho respeto, Estados Unidos insta a todas las naciones presentes a intensificar los esfuerzos y tomar los pasos a seguir para aislar al régimen de Nicolás Maduro", dijo el vice de Donald Trump. Estados Unidos pidió al Grupo de Lima adoptar las medidas desde ayer mismo y anunció la imposición de sanciones contra cuatro gobernadores chavistas . También llamó a los militares venezolanos a rebelarse contra Maduro y acogerse a la amnistía que ofreció Guaidó. Pence reiteró que están en la mesa "todas las opciones" para solucionar la crisis venezolana, pero esta opción, como se dijo, es rechazada por países clave. "Para nosotros la militar nunca fue una opción. Brasil siempre aboga por las soluciones pacíficas de cualquier problema que ocurra en los países vecinos. Abogamos por la no intervención", aclaró el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao.

gracias. Guaidó es aplaudido por los cancilleres latinoamericanos. A su lado, el vice de EEUU, Mike Pence.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});