..

El alquiler de casas de fin de semana se duplicó en el sur de la provincia

Durante el verano muchos santafesinos optan por las playas, las sierras o las montañas. Pero otros se quedan en la llanura y alquilan casas quintas o chacras cerca de sus viviendas habituales. Suele darse básicamente en cercanías de Rosario pero también sucede en distintas ciudades de la provincia.

Domingo 13 de Enero de 2008

Durante el verano muchos santafesinos optan por las playas, las sierras o las montañas. Pero otros se quedan en la llanura y alquilan casas quintas o chacras cerca de sus viviendas habituales. Suele darse básicamente en cercanías de Rosario pero también sucede en distintas ciudades de la provincia. Estos veraneantes sostienen que las obligaciones no les permiten tomarse días fuera de sus trabajos y prefieren cambiar de aire sin recorrer muchos kilómetros.
  El hábito de alquilar en zonas como ; Funes; Roldán, Pueblo Esther, Oliveros o Timbúes comenzó hace unos 10 años pero desde el 2000 a esta parte tomó un giro importante, según admiten las inmobiliarias, tanto para quienes optan por trasladarse como para los que alquilan sus propiedades. La renta puede ser de 10 mil pesos la temporada, y esto define la actitud.

Costos. Los precios de los alquileres son variados. En Funes una casa de dos dormitorios va de la franja de los 4.000 pesos a los 6.000 pesos el mes.
  Estos precios tienen una variación de cerca del 15 por ciento, según se alquile en el mes de enero o bien en febrero y también depende de que quincena se elija.
  Al alquiler básico se le debe sumar la comisión del 10% de la inmobiliaria y un depósito de 1.200 pesos, así de un alquiler de 6.000 pesos el total ronda los 8.000 pesos. Los costos dependen del mobiliario y la ubicación. En algunos casos las viviendas premium pueden trepar a los 10.000 pesos al mes.
   Según explicó Carlos Pozzobon, empresario del rubro, con el correr de las temporadas se modificó el perfil de quienes alquilan sus casas. “Hace unos años no era fácil encontrar quien alquilara. La gente te decía que su propiedad era un lugar privado y no quería ofrecerla, pero si en la temporada se pueden embolsar 12 mil pesos lo piensan dos veces y muchos ya se decidieron a alquilar” .
  El empresario sostuvo que el promedio de alquiler es 4.000 pesos “pero tiene que ver mucho con el estado general, si la casa está muy venida a menos ni siquiera la tomamos” dijo Pozzobon. En esos precios, entre 4.000 y 6.000 pesos, lo que se ofrece es un chalet de dos dormitorios, con dos baños y una piscina de cuatro metros por ocho.
  La oferta de viviendas en alquiler en Funes es de 150 unidades anuales y si bien en la zona se construye continuamente, mucho de lo construido es para viviendas de uso permanente.
  En una radiografía rápida, los empresarios consultados analizaron dos fenómenos que se dan en torno a los alquileres. Por un lado están quienes quieren irse a vivir a Funes y Roldán de manera permanente y en la temporada se “prueban” en cuanto a distancias y comodidad de vivir en las afueras.

Tiempo o dinero. Por otro lado, están quienes no disponen de tiempo para trasladarse a un lugar de veraneo por que sus obligaciones se los impide. “Años anteriores quien venía a Funes era por una cuestión de tipo familiar o laboral. Por ejemplo; tenían a su cargo un anciano o bien un integrante de la familia no podía trasladarse, pero ahora notamos matrimonios o familias que eligen descansar, leer y estar tranquilos, aunque tengan el dinero o la posibilidad de irse de la ciudad”, explicaron.
     Si se considera que un alquiler promedio de un departamento en la costa ronda los 3.000 pesos en la quincena, la fórmula del descanso podría ser de un mes al mismo costo, pero el beneficio no será igual; un amanecer en el mar o la sierra , lejos del aire cotidiano, tal vez no compense un anochecer en la llanura con los amigos cercanos. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario