Edición Impresa

Villa Constitución: un policía mató a un automovilista en confuso hecho

La familia de la víctima, un obrero metalúrgico de 25 años, descree de la versión oficial y convocó a una marcha para hoy al mediodía. David Vivas manejaba su auto cuando recibió un tiro en el cuello por un sargento que dijo que lo quiso identificar tras una extraña maniobra.  

Martes 03 de Septiembre de 2013

Un automovilista de 25 años fue asesinado de un balazo en el cuello por un policía en un confuso episodio ocurrido el domingo a la mañana en Villa Constitución. Si bien la policía villense alegó que hubo un forcejeo entre el joven y un sargento que intentó identificarlo luego de que realizara —presuntamente— una extraña maniobra a gran velocidad, los familiares y allegados de la víctima no podían descartar que se hubiera tratado de un caso de gatillo fácil. En tal sentido reclamaron que se investigue a fondo lo ocurrido y convocaron para hoy a las 12 a una manifestación en la plaza de la Constitución.

David Eduardo "Poro" Vivas tenía 25 años, tres hijos y trabajaba como obrero metalúrgico desde hacía seis años en una empresa vinculada con Acindar. Alrededor de las 7.15 del domingo el joven iba al volante de su viejo Ford Taunus amarillo por el centro villense cuando se desencadenó un incidente que minutos después le costaría la vida.

Hasta ayer había una sola versión de lo ocurrido y era la de la propia policía. Sin embargo, la familia del muchacho manifestó sus dudas respecto de esa secuencia de hechos y por la noche seguía buscando testigos que contribuyeran a esclarecer lo ocurrido. El dramático episodio es investigado por el juez de Instrucción Rubén Bissio.

Una versión. Según un comunicado oficial de la Unidad Regional VI, a las 7.15 del domingo un sargento y un suboficial a bordo de un móvil del Comando Radioeléctrico que circulaba por la avenida San Martín hacia el norte divisaron, al llegar al cruce con Entre Ríos, un Taunus amarillo "sin chapa patente en la parte trasera" que "giró en U a gran velocidad y colisionó contra un automóvil color rojo (posiblemente un Fiat Punto) que estaba estacionado por San Martín".

El escrito afirma que luego de ese primer impacto, el conductor del Taunus "realizó una maniobra de retroceso" para volver a chocar al auto rojo en "al menos dos oportunidades más".

Según el comunicado, los efectivos policiales se detuvieron para tratar de identificar a quien manejaba el Taunus. "El sargento abrió la puerta del lado del conductor y el vehículo se movió marcha atrás, enganchándolo con la puerta y arrastrándolo unos diez metros; al parecer originándose un forcejeo, circunstancia esta en la que se produce una detonación con la consecuencia de que el conductor del Taunus resultó con una herida de arma de fuego en la cabeza, lado derecho, que le produce la muerte".

Los policías involucrados fueron demorados y que sus armas reglamentarias fueron secuestradas. Además se indicó que el sargento sufrió una fractura en una pierna como consecuencia de haber sido arrastrado por el movimiento del Taunus.

Pericias. En el lugar se hizo presente el fiscal Osvaldo Chiapello, personal de la policía científica de Villa Constitución y de Balística de la Unidad Regional II de Rosario. El cuerpo de Vivas fue llevado al Instituto Médico Legal de Rosario para la correspondiente autopsia.

Además de las pericias, ayer también se esperaba la información que pudieran aportar dos cámaras de videovigilancia colocadas por el municipio villense sobre la avenida San Martín, una a 100 metros y la otra a 200 del lugar donde ocurrió el hecho. Se presume que por el horario en el que ocurrió el episodio —ya había amanecido— las imágenes aportaran un panorama esclarecedor de lo ocurrido.

Dudas. Tal vez esa información pueda poner alguna certeza en la escena del crimen. Es que, según deslizaron desde el entorno del muchacho asesinado, la versión policial deja algunos puntos oscuros que no concuerdan con la secuencia de los hechos.

Por ejemplo, hasta ayer no terminaban de creer que Vivas hubiera impactado tres veces contra un vehículo —el presunto Fiat Punto— que al cierre de esta edición no había aparecido. "El Taunus no tiene huellas de haber chocado", dijo una amiga de la familia al expresar sus dudas sobre la versión oficial.

Otro aspecto que no queda claro para los allegados a Poro, en función de la secuencia relatada por la policía, es por qué Vivas recibió el balazo en el lado derecho si el sargento lo abordó por la puerta izquierda del auto. Al respecto, fuentes policiales explicaron que eso fue producto del forcejeo previo al disparo mortal, cuando el sargento intentó bajar del auto al joven. Sin embargo, familiares de la víctima indicaron que la ventanilla del acompañante estaba destruida y no descartaban que el cristal haya sido impactado por una bala.

En rigor, al cierre de esta edición la familia de David no tenía muchos más datos que los variados comentarios informales que comenzaron a circular desde el momento del hecho, teniendo en cuenta que ocurrió en una zona céntrica donde hay al menos un bar que estaba repleto a esa hora. En este sentido, una de las versiones indicaba que David había pasado un semáforo en rojo y también que quisieron detenerlo porque estaba haciendo mucho ruido.

"Hay muchos chicos que nos vienen contactando para decirnos que tienen fotos, filmaciones o que vieron lo que pasó. Pero como deberían declarar contra la policía tienen mucho miedo de acercarse", comentó un familiar de Vivas consultado por LaCapital.

Desgracia. Ayer fuentes de la Unidad Regional VI confirmaron que el sargento que mató a Vivas, cuya identidad no fue dada a conocer, se encontraba anoche detenido y en disponibilidad. Asimismo, indicaron que al momento del crimen se encontraba de civil ya que venía de prestar un servicio adicional y se dirigía —a bordo del patrullero— a tomar su turno en la Jefatura de Villa Constitución.

"Esto fue una desgracia, un accidente, y las pericias lo van a demostrar", calificó el hecho el jefe de la policía villense, Santos Aranda, quien descartó de plano que se haya tratado de un caso de gatillo fácil. Agregó que el sargento involucrado "nunca tuvo problemas".

Aranda ratificó la versión policial y explicó que el sargento bajó del patrullero con el arma en la mano porque "no sabía con qué se iba a encontrar, ya que el Taunus tenía los vidrios polarizados". Finalmente, Aranda confió en que aparezca el auto rojo con el cual presuntamente chocó Vivas ya que el testimonio de sus ocupantes es "fundamental" para esclarecer el hecho.

“Nada justifica que lo hayan matado así”

“Tenemos muchas dudas, aunque nada justifica que lo hayan matado como a un perro. Era divino, todos lo querían, tenía un montón de amigos. Un amor de persona que dejó tres hijos por los que se mataba trabajando”, contaba ayer con profundo dolor Graciela, una tía de David Vivas.

La mujer recordó que “Poro” había estado en lo de un amigo y que había ido a cargar GNC para ir al trabajo. “La policía nunca nos vino a avisar lo que había pasado. Vinieron unos amigos a contarnos que había tenido un accidente, así nos enteramos”, se quejó Graciela.

En ese marco la familia reclamaba anoche por la aparición de testigos para esclarecer un hecho en torno al cual les llegó muchos rumores. Entre otros, varios niegan la existencia del “presunto auto rojo” en la escena e incluso sostienen que el cuerpo de Poro no estaba caído tal como apareció en las fotos.

“Necesitamos que se sepa qué pasó y se haga justicia”, dijo finalmente Graciela, y ratificó la convocatoria para manifestarse hoy al mediodía en la plaza de la Constitución.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS