Edición Impresa

Unas 150 mil personas meditaron junto a Ravi Shankar en Palermo

“El Planeta Medita”, se celebró en el marco de la quinta visita a nuestro país de Sri Sri Ravi Shankar, líder espiritual fundador de El Arte de Vivir, y fue transmitido en simultáneo a 300 ciudades que también meditaron con su guía.  

Lunes 10 de Septiembre de 2012

El domingo soleado ya era indicio de que la cifra esperada de cien mil personas, iba a superarse. Horas más tarde, se supo que fueron más de ciento cincuenta mil los presentes que formaron parte de la meditación más grande de la historia, con el objetivo de promover un mundo mejor y libre de violencia.

   El evento, organizado bajo el nombre de “El Planeta Medita”, se celebró en el marco de la quinta visita a nuestro país de Sri Sri Ravi Shankar, líder espiritual fundador de El Arte de Vivir, y fue transmitido en simultáneo a 300 ciudades que también meditaron con su guía. Pero la fiesta comenzó mucho antes de que la figura más esperada se hiciera presente en el escenario: ya desde las 12 del mediodía, cientas de personas deambulaban por la zona que los organizadores dieron en llamar el corredor espiritual, el espacio entre Dorrego y Figueroa Alcorta que se ocupó para la meditación masiva. En los alrededores, decenas de carpas ofreciendo comida vegetariana, productos orgánicos y hasta masajes, brindaron el marco ideal para conectarse con la experiencia espiritual que iba a vivirse pocas horas después.

   Grupos de amigos, familias enteras y gente de todas las edades, se acercaban con mantas y sillas esperando la meditación. El clima festivo fue generalizado, y desde el escenario, música alusiva puso ritmo a la espera: primero sonaron Los Echeverría y le siguió la banda Indra, ambas bandas de la Fundación, que alternan mensajes positivos con mantras en sus letras pegadizas.

   Poco después de las 15.30 y ante una ovación de la multitud, hizo su aparición Sri Sri Ravi Shankar. “Todos podemos crear una sociedad libre de violencia y paz interior. Todo es posible cuando hay prosperidad, y eso sólo puede alcanzarse cuando hay paz. Necesitamos paz interior y bienestar exterior”, expresó Shankar a la multitud. Con emoción, agregó frente a las miles de personas: “De niño soñé formar una familia global, hoy es realidad”.

    Minutos después, comenzó a guiar la meditación que produjo un profundo silencio entre los miles de presentes y generó una atmósfera única. “¿Pueden sentir que pasaron veinte minutos desde que comenzamos la meditación? ¿pueden sentir la paz?”, preguntó al finalizar la práctica.

   “Toda la existencia está compuesta por vibraciones, y meditando, estamos esparciendo esta ola de positivismo. Junto con los cien países que están meditando con nosotros, somos una gran familia mundial”.

   Así, resaltó el objetivo y los beneficios de la meditación masiva, que potencian el efecto que se percibe individualmente: las vibraciones positivas se multiplican, al igual que el efecto pacificador que dicen, trae consigo la práctica.

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario