Edición Impresa

Una concesionaria devolvió $ 200 mil que pagó un inversor de Los Monos

Una concesionaria de autos rosarina depositó ayer en una cuenta judicial los 200 mil pesos que uno de los principales miembros de la banda de Los Monos adelantó en varios pagos para la...

Viernes 13 de Septiembre de 2013

Una concesionaria de autos rosarina depositó ayer en una cuenta judicial los 200 mil pesos que uno de los principales miembros de la banda de Los Monos adelantó en varios pagos para la compra de un vehículo de alta gama. El pago sobrevino luego de que Mariano Hernán Ruiz, considerado uno de los principales inversores de esa organización, fuera detenido en la Capital Federal hace tres semanas, acusado de blanquear el dinero obtenido en diversas actividades delictivas, entre otras cosas en base a la comercialización de drogas.

Esta historia, que finalmente es la de una operación trunca, empezó a fines del año pasado cuando Mariano Ruiz, desde el 22 de agosto preso en la alcaidía mayor de la Jefatura, entregó dinero en concepto de adelantos por un Audi A1 en la concesionaria Marrocchi Automotores, ubicada en Avellaneda y Córdoba. El vehículo cotiza, en su versión estándar, en más de 35 mil dólares.

Según fuentes de la causa, Ruiz fue haciendo entregas por el vehículo incluso cuando ya era notoria su condición de prófugo y la existencia de un pedido de captura en su contra por su pertenencia presunta a la organización comandada por la familia Cantero.

La concesionaria había extendido recibos simples por los montos adelantados por Ruiz pero no había asignado, de acuerdo a las fuentes consultadas, un vehículo al comprador porque el trámite estaba pendiente de concreción definitiva. Tampoco ese dinero estaba contabilizado porque la operación de compra estaba inconclusa.

Cuando quedó preso, de acuerdo al vocero, Ruiz mandó un emisario a la concesionaria para que le reintegraran el dinero que había adelantado. Se le dijo que no frente a la evidencia de estar ante una operación de lavado de dinero. Por ello un abogado de la empresa se presentó ante el juez de Instrucción Juan Carlos Vienna y pidió directivas sobre cómo actuar.

En el tribunal no solo había sido detectada esa operación por las escuchas telefónicas sino que se sabía también que Ruiz había gestionado con anterioridad allí mismo la compra de otros dos vehículos de alta gama. La propuesta que recibió el abogado fue dejar en un depósito judicial el dinero adelantado que quedará inmovilizado en tanto la causa esté en trámite. De no hacerlo, el comercio podría haber sido objeto de reproche penal: al menos uno de los pagos parciales se hizo mientras Ruiz estaba prófugo.

El depósito. Por tanto, ayer a la mañana un representante de la firma Marrocchi depositó los 200 mil pesos de la compra del Audi A1 de Mariano Ruiz en una cuenta del Banco Municipal en Tribunales afectada a esta causa penal.

La situación avisa sobre los riesgos de violar la ley penal, y por lo tanto ser pasibles de sanción, que tienen empresas legales cuando venden bienes y servicios a compradores que no pueden justificar la procedencia de sus ingresos.

El cuerpo de fiscales que investiga la línea económica de las bandas criminales ya requirió, por ejemplo, detalles sobre otras compras de vehículos. Por ejemplo el BMW que compró Martín "Fantasma" Paz una semana antes de que lo mataran el 8 de septiembre de 2012. También sobre vehículos comprados por Mariano Ruiz en las agencias Aupesa y Reina Automotores.

Al ser indagado, Mariano Ruiz proclamó su inocencia, dijo que demostrará que todos sus movimientos son lícitos y que la investigación advertirá que está en un error al acusarlo.

En la Recoleta. A Mariano Ruiz, de 35 años, lo habían detectado en las escuchas y por otros medios de prueba como encargado de incorporar el dinero procedente del comercio de estupefacientes en el circuito formal de la economía con la compra de propiedades y vehículos.

El 22 de agosto una comisión de fiscales y de la TOE lo detuvo junto a su mujer en una de las zonas más exclusivas de la Capital Federal. Había alquilado un departamento en avenida del Libertador y Callao, en pleno barrio de La Recoleta, pagando por tres meses la suma de 26 mil pesos a una inmobiliaria del barrio de Palermo.

Mariano es de la zona de 1º de Mayo y bulevar Seguí, en La Tablada, aunque los investigadores judiciales detectaron que estaba viviendo últimamente en Viamonte al 1800. Cuando se ordenaron las primeras capturas al entorno de los Cantero se trasladó con su mujer a Buenos Aires. El 16 de agosto efectivos de la TOE habían atraído la atención sobre Mariano Ruiz al irrumpir en una vivienda de General Mosconi y Vera, cerca del barrio Funes Hills. Ese inmueble, valuado en 200 mil dólares, está a nombre de su hermano, Agustín Ruiz. La propiedad fue considerada producto de lavado.

Ruiz está inscripto en la Afip como autónomo en dos rubros: transporte de cargas urbanas y servicios inmobiliarios. Esa condición, según los investigadores, le proporcionaba la plataforma legal para comprar propiedades y vehículos. También para librar cheques: tenía cuenta corriente en el HSBC y tarjetas de crédito del Santander Rio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS