Edición Impresa

Un fallo avaló la detención por "olfato policial"

Buenos Aires.— La Cámara del Crimen avaló mediante un fallo como un recurso idóneo el llamado "olfato policial" para la detención de un sospechoso, por parte de la Policía Federal, pese a que no había pedido de captura previo librado por un juez.   La Sala VII de ese tribunal, con las firmas de los jueces Juan Cicciaro y Abel Bonorino Peró...

Lunes 19 de Enero de 2009

Buenos Aires.— La Cámara del Crimen avaló mediante un fallo como un recurso idóneo el llamado "olfato policial" para la detención de un sospechoso, por parte de la Policía Federal, pese a que no había pedido de captura previo librado por un juez.

  La Sala VII de ese tribunal, con las firmas de los jueces Juan Cicciaro y Abel Bonorino Peró, confirmó la validez de la detención de un hombre en el barrio porteño de La Boca debido a la "urgencia" y "a una actuación prudente y razonable" del empleado policial.

  "El personal de prevención advirtió cómo el conductor de la motocicleta que aguardaba en la intersección de Caboto y Olavarría, de esta ciudad, al observar la presencia del móvil policial, puso en marcha el rodado y se alejó del lugar", describe el fallo.

  Luego se produjo la detención de un hombre que salía de la casa de Caboto 1320 y que iba, presuntamente, a encontrarse con el motociclista que acababa de irse. Para la Cámara, hubo "una sospecha razonable que justificó" la identificación de aquel individuo. Ante la detención, este hombre "se tornó agresivo, al punto de trabarse en lucha con los preventores y extrajo un arma de fuego de su cintura, que arrojó al suelo".

  Para la Cámara, ese procedimiento se encuadra legalmente en el artículo 284 del Código Procesal, cuando respalda la detención sin orden judicial cuando "excepcionalmente a la persona contra la cual hubiere indicios vehementes de culpabilidad y exista peligro inminente de fuga o de serio entorpecimiento de la investigación, y al sólo efecto de conducirlo ante el juez competente de inmediato para que resuelva su detención".

  "Una postura contraria conduciría a ignorar la legitimidad de lo actuado en prevención de delitos en circunstancias de urgencia y dentro del marco de una actuación prudente y razonable del funcionario policial en el ejercicio de sus funciones específicas", resumieron los camaristas.Sobre este tema hay discrepancias. Hace tres años una sala de la Cámara Federal porteña anuló un operativo policial en el que un joven fue requisado sin que exista un motivo justificado, sólo basándose en el "olfato" de los policías que lo realizaron. Los jueces Horacio Vigliani, Eduardo Freiler y Gabriel Cavallo sostuvieron que "si la requisa aparece como infundada por no existir acción externa alguna que legalmente constituya motivo de sospecha" la requisa debe ser nula

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS