Edición Impresa

Un chico de 15 años fue baleado luego de salir a mirar una pelea

Festejaba un cumpleaños en una casa cuando afuera empezó una discusión. El adolescente recibió un impacto en el cuello y fue internado.

Lunes 15 de Julio de 2013

Un adolescente de 15 años resultó baleado la madrugada de ayer en el marco de una gresca que se desató en un asentamiento precario de la zona sudoeste de la ciudad. Según fuentes policiales, el chico estaba en una fiesta de cumpleaños y era ajeno al incidente a raíz del cual recibió un disparo en el cuello. Al cierre de esta edición, el agresor no había sido localizado y la víctima se encontraba estable en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca).

Las fuentes consultadas indicaron que el suceso ocurrió en la villa conocida como Vía Honda, un territorio de pobreza extrema que se extiende en el rectángulo delimitado por el bulevar Seguí, las avenidas Uriburu y Avellaneda y la calle Felipe Moré.

Cumpleaños. De acuerdo a lo que se pudo reconstruir ayer sobre lo ocurrido, el sábado a la noche Javier Abel G., de 15 años, había acudido a una casilla ubicada en el cruce del pasaje Cerrillos y Biedma de ese asentamiento para festejar el cumpleaños de un amigo.

Al parecer, todo había transcurrido con normalidad hasta que, alrededor de las 5.30, se desató una reyerta en la vía pública cuyas motivaciones no pudieron ser precisadas por los voceros policiales consultados.

"Aparecieron dos sujetos y comenzaron a discutir con otras personas que no se encontraban en la fiesta. Entonces, algunos de los chicos que estaban en el cumpleaños salieron a ver qué estaba pasando. Y en ese momento, uno de los tipos que estaba discutiendo con los otros sacó un arma de fuego y disparó al menos dos veces. Uno de los tiros le dio al pibe", explicó un portavoz de la comisaría 19ª, con jurisdicción en la zona donde ocurrió el violento episodio.

En la guardia. El adolescente se derrumbó malherido al suelo y minutos después fue trasladado al Hospital Carrasco. Pero desde este centro asistencial fue posteriormente derivado al Heca, donde al cierre de esta edición todavía se encontraba internado en la sala de guardia.

"Cuando llegó al hospital, el chico se encontraba consciente. Incluso pudo declarar respecto de lo sucedido. Por el momento su estado es estable, pero los médicos no pudieron extraerle el proyectil", explicaba anoche un vocero policial.

En la escena del hecho, los uniformados de la comisaría 19ª no hallaron vainas servidas ni plomos.

Asimismo, al cierre de esta edición los efectivos de la comisaría 19ª no habían localizado al hombre que abrió fuego, que tampoco estaba identificado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS