Edición Impresa

Tragedia en Floresta: el taller donde murieron los niños no tuvo control

"Nunca había sido inspeccionado por el gobierno de la Ciudad", denunció ayer Marcelo Colombo, de la Procuraduría de Trata.

Miércoles 29 de Abril de 2015

El taller clandestino que se incendió ayer en el barrio porteño de Floresta, en el que murieron dos chicos de siete y diez años, "nunca había sido inspeccionado" por el gobierno de la Ciudad, a pesar de contar con la facultad de control, afirmó Marcelo Colombo, titular de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas.

"La Ciudad (el municipio) tiene la capacidad y el deber de hacer inspecciones laborales para establecer situaciones irregulares", afirmó el funcionario en declaraciones a Radio Télam, al rechazar afirmaciones del jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, sobre el alcance de las facultades de la administración porteña.

"Lo que sucede a veces es que, cuando los inspectores se encuentran con la oposición de parte del titular de lugar, tienen que obtener una suerte de orden de requisa de parte de la Justicia Contravencional", agregó.

La muerte de los niños despertó fuertes críticas de parte del jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Aníbal Fernández, quien consideró que hubo "desidia, falta de control y falta de interés en el ejercicio del control del poder de policía" de parte de la administración porteña.

"Yo me pregunto y les pregunto (a los medios) por qué no hablan de los pibitos que murieron en un taller clandestino y que la ONG La Alameda lo había denunciado con tiempo y nadie se hace cargo de esta terrible situación", afirmó Fernández al hablar ayer a la mañana con la prensa en la Casa de Gobierno. Anteayer, dos niños de siete y diez años murieron al quedar atrapados en un incendio que afectó un inmueble del barrio porteño de Floresta donde, según el relato de vecinos, funcionaba un taller clandestino de confección de vestimentas. "Teníamos una denuncia de 32 talleres textiles clandestinos en la zona y con esas denuncias lo que hicimos es hacer comunicaciones al Gobierno de la Ciudad y al Ministerio de Seguridad para intentar establecer si tenían antecedentes respecto de esos domicilios", informó Colombo. "Este lugar que ayer se incendió -acotó- no había recibido ninguna inspección ni ningún control y estábamos analizando otros lugares donde sí se habían realizado inspecciones".

El procurador señaló que la dependencia a su cargo trabaja en base a los informes que producen los inspectores laborales, "porque ellos son el mejor medio para detectar casos de explotación y trata. Son los que conocen qué sucede dentro de lugar", agregó.

"La función de los inspectores laborales ha sido enfatizada por los manuales internacionales de Naciones Unidas de lucha contra la trata y la explotación", apuntó Colombo.

Investigan si hay trata

El juez federal Rofolfo Canicoba Corral investiga si en el taller textil del barrio porteño de Floresta dentro del cual murieron dos chicos durante un incendio se cometió el delito de “trata de personas” y si lo mismo podría ocurrir en otros ubicados en esa zona.

El magistrado del fuero federal quedó a cargo de la parte de la causa que investiga el delito de trata, a raíz del incendio en el que murieron dos pequeños que dormían en el sótano del taller de Flores y ordenó “tareas de inteligencia” en la zona. El incendio en la finca de Páez 2796 causó la muerte de dos hermanitos de 7 y 10 años que dormían en el subsuelo de la vivienda, mientras que en la planta superior se sospecha funcionaba un taller textil clandestino. El lugar estaba enrejado y las ventanas tapiadas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario