Edición Impresa

Sospechan que quisieron raptar a los hijos de Fort

Los médicos advirtieron al juez de Instrucción Diego Sluptzky que como se sometió al cuerpo a conservación en base a formol podría haber una alteración en las muestras sometidas a estudio.

Sábado 07 de Diciembre de 2013

El fiscal José María Campagnoli pidió ampliar la investigación sobre el hecho de inseguridad que tuvo entre las víctimas a los dos hijos del fallecido empresario Ricardo Fort (los mellizos Marta y Felipe, de 9 años), cuando personas armadas interceptaron el vehículo en el que eran trasladados junto con custodios.

   El fiscal pidió al juez de instrucción Manuel Gorostiaga ampliar la investigación pese a que el único de los delincuentes detenidos, Rubén Darío D’Angelo, confesara que quiso robar un reloj Rolex que llevaba consigo uno de los custodios de Fort. Campagnoli presume que en realidad se trató de un intento de secuestro de uno de los hijos del empresario desaparecido.

   El hecho ocurrió el domingo pasado por la noche cuando los dos hijos de Fort viajaban en un vehículo: uno de los niños iba con los dos custodios delante del mismo y detrás iba Gustavo Martínez, quien había sido pareja del empresario quedó a cargo del cuidado de los niños tras su muerte.

   En una primera instancia, una moto interceptó al vehículo en Olivos, incidente que los ocupantes del automóvil pudieron superar; pero una hora después, ya en Nuñez, a la altura de Cuba al 3400, los presuntos asaltantes lo habrían frenado a punta de pistola.

   En esas circunstancias, uno de los custodios reaccionó y le disparó al delincuente cuatro tiros, dos de los cuales impactaron en D’Angelo, quien quedó detenido en un hospital, a raíz de las heridas, imputado por robo con armas. El custodio también quedó preso por exceso en legítima defensa.

   Si bien se cree que pudo haber sido un robo al voleo por parte de motochorros, el fiscal Campagnoli pidió al juez que amplíe el objeto de la investigación, y el secuestro es una de las hipótesis.

   Alfredo Oliván, abogado del custodio imputado, aseguró a Noticias Argentinas que el hecho le “llama la atención”.

   “No creo que haya sido el robo el fin de este hecho, por las circunstancias; creo que se intentaron llevar al chiquito, por eso avalo el pedido del fiscal Campagnoli de ampliar la investigación en torno a un hecho de secuestro”, dijo el letrado.

   En tanto, la próxima semana, se prevé que el custodio, al estar imputado, hará un descargo sobre cómo fueron los hechos, y por qué efectuó disparos a uno de los motochorros, pues el otro se dio a la fuga.

Autopsia. Por otra parte, ayer se adelantó que Fort padecía al fallecer el 25 de noviembre último un “cuadro infeccioso generalizado”, según lo indican los resultados preliminares de la autopsia que se le realizó anteayer.

   Según fuentes judiciales, los médicos encontraron un foco infeccioso en su rodilla operada y también en una prótesis que llevaba en la columna, aunque advirtieron que aún es prematuro saber si esto le causó la muerte.

   Los resultados finales demandarán entre 40 y 50 días además de informes histopatológicos y entonces habrá un informe definitivo.

   Los médicos advirtieron al juez de Instrucción Diego Sluptzky que como se sometió al cuerpo a conservación en base a formol podría haber una alteración en las muestras sometidas a estudio.

   La pericia se realizó en la Morgue Judicial, y tras la finalización de ese trámite, el abogado de la familia Fort, Ignacio Irurzún, indicó que “las sospechas se remontan no sólo a la internación”.

   “La familia quiere que se realice la autopsia, compararla con las historias clínicas secuestradas y a partir de eso ver si hubo mala praxis”, dijo.

   Ricardo Fort falleció el pasado 25 de noviembre de un paro cardiorrespiratorio, como consecuencia de una “hemorragia digestiva masiva”, mientras estaba internado en la clínica porteña La Trinidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS