Edición Impresa

Silencio de dos policías en causa por secuestro extorsivo

El detenido había revelado que, durante una salida laboral, efectivos de esa repartición lo abordaron y le exigieron 50 mil pesos a cambio de no iniciarle una causa penal.

Sábado 28 de Septiembre de 2013

Dos policías de la sección Seguridad Personal guardaron silencio ante el juez que los citó a brindar explicaciones por una denuncia de secuestro extorsivo a un preso en la Jefatura. El detenido había revelado que, durante una salida laboral, efectivos de esa repartición lo abordaron y le exigieron 50 mil pesos a cambio de no iniciarle una causa penal. Los uniformados citados son los que abordaron al interno en la calle y lo condujeron hasta el edificio de Ovidio Lagos al 5200. Fueron convocados a brindar declaración informativa no como acusados, aunque bajo leve sospecha.

Víctor A. y Néstor O. fueron citados por el juez de Instrucción Juan Andrés Donnola para aclarar el caso de secuestro extorsivo que denunció en julio el preso Carlos E., quien aseguró que estuvo retenido en Jefatura y que salió tras pagar un "rescate" de 20 mil pesos, a cambio de que no le abrieran un nuevo proceso. La maniobra se detectó en escuchas telefónicas al celular de Milton Damario, un joven entonces prófugo y ahora detenido por el crimen de Claudio "Pájaro" Cantero, a quien E. llamó por celular para pedirle prestado el dinero.

En el Heca. Los policías citados son los que ese día, según se desprende de la investigación, fueron a buscar a Carlos E. al Hospital de Emergencias cuando salía de visitar a un amigo internado y lo trasladaron a la Jefatura junto a otro hombre que lo acompañaba, apodado "Coco". La llegada de los dos efectivos, vestidos de civil, quedó registrada en las cámaras de seguridad del hospital.

El denunciante, al que le dicen "Toro", está preso por un homicidio ocurrido en Villa Gobernador Gálvez aunque al momento del hecho tenía salidas para trabajar, de 8 a 22, como mecánico en su taller.

Escuchas telefónicas para dar con el paradero de Damario revelaron que ese día, el 22 de julio pasado, "Toro" llamó al joven prófugo y le pidió dinero porque lo tenían retenido en Jefatura y le exigían plata para liberarlo. Entonces fue citado por la División Judiciales y allí denunció que dos efectivos que se movían en un Volkswagen bordó lo trasladaron a la Jefatura junto a su amigo "Coco". Dijo que una vez allí le exigieron el dinero que él, a su vez, pidió prestado a Damario. El pago se concretó en una estación de servicios de la autopista a Santa Fe. Más adelante el mecánico, en un relato poco convincente, se retractó ante el juez.

A los dos hombres de Seguridad Personal les tomaron declaración informativa, es decir, sin el peso de una indagatoria. Es una declaración que no se realiza bajo promesa de decir la verdad porque en el futuro puede derivar en una acusación concreta. Ante el juez, su abogado defensor y la fiscal Nora Marull, los dos se abstuvieron de responder preguntas. Y trascendió que la policía no remitió aún las actuaciones por la investigación administrativa interna que se debería haber abierto contra los uniformados.

Allegados a la pesquisa plantearon inquietud ante el silencio de los efectivos, que "deja a la causa sin otra hipótesis que la de la denuncia". En tanto, en los próximos días continuarán las citaciones y medidas de prueba para aclarar el caso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario