Edición Impresa

Salvaje crimen de un joven en San Bernardo

Un chico de 23 años fue degollado ayer cuando llegaba a su casa de la ciudad balnearia de San Bernardo por otro muchacho con el cual había discutido momentos antes dentro de un boliche. Por el crimen fue detenido otro joven que aparecía como comprometido por el hecho: un primo de la víctima, testigo del incidente, lo reconoció como el autor de la agresión.

Viernes 30 de Enero de 2009

Mar de Ajó.— Un chico de 23 años fue degollado ayer cuando llegaba a su casa de la ciudad balnearia de San Bernardo por otro muchacho con el cual había discutido momentos antes dentro de un boliche. Por el crimen fue detenido otro joven que aparecía como comprometido por el hecho: un primo de la víctima, testigo del incidente, lo reconoció como el autor de la agresión.

Una de las hipótesis apunta a que el problema entre la víctima y su agresor se originó por una cuestión menor como un "trago" o un "roce".

José Luis Frano, que vivía en La Matanza, se encontraba en San Bernardo trabajando durante la temporada, junto a su madre y sus hermanos, en dos puestos de frutas y verduras, a uno de los cuales atendía en el supermercado Nueva Era II, ubicado en Chiozza 3020, la calle principal del balneario. "Era un pibe laburador, llegaba a las 7 de la mañana y se iba a las 12 de la noche. No tenía problemas con nadie", dijo Nicolás, el dueño del supermercado.

Todo comenzó ayer a la madrugada dentro del boliche San Bernardo Chico en la zona donde se concentran varias discotecas. Es un lugar de moda e ingresan unas 1.500 personas por noche allí.

Los investigadores determinaron que Frano y su primo se hallaban dentro del boliche cuando comenzaron a discutir con otros muchachos. Dentro del boliche no se registraron peleas, pero sí amenazas en las que se prometieron volverse a encontrar más tarde.

Cuando Frano abandonó la disco, caminó con su primo hacia la casa en la que se encontraban sus familiares. Antes de llegar, dos jóvenes surgieron en un Renault Clío blanco, uno de los cuales, que aparentemente iba como acompañante, se aproximó a Frano y le dijo "Vení, vamos a boxear", tras lo cual comenzó a golpearlo. Fuentes policiales dijeron que el atacante finalmente empuñó un cuchillo y lo apuñaló hasta causarle un profundo corte en el cuello.

El muchacho regresó al Renault Clio donde se hallaba el otro joven y escapó a toda velocidad, mientras que Frano fue asistido por su primo y alcanzó a llegar hasta una carnicería cercana donde pidió ayuda. "Entró tomándose el cuello. Se apoyó en el mostrador y decía «ayudame, ¡ayudame!, le brotaba sangre sin parar. Y a los pocos segundos se desvaneció", contó Rubén Abdala, dueño de la carnicería.

El joven fue llevado por los Bomberos al Hospital de Mar de Ajó. "Murió desangrado como consecuencia de un profundo corte en el cuello, aparentemente provocado por un cuchillo", dijo la directora del hospital, Marina Moretti. La madre del joven asesinado como otros familiares fueron asistidos por psicólogos ya que sufrieron un fuerte shock con la noticia.

Ocho grupos operativos de la policía se abocaron a la búsqueda del auto en el que huyó el agresor, para lo cual secuestraron los videos de los peajes de las rutas y pidieron a la municipalidad del Partido de la Costa imágenes de las cámaras de seguridad de las distintas localidades. Por su parte, el primo de la víctima, testigo directo del crimen, aportó los datos suficientes para que los pesquisas elaboraran dos identikits de los ocupantes del auto.

En base a esos elementos, y otras tareas investigativas, los policías detuvieron esta tarde a un joven de 23 años en el barrio San Cayetano. Según las fuentes, al sospechoso, oriundo del barrio porteño de Villa Urquiza, se le secuestró un Renault Clio blanco con vidrios polarizados, que presentaba manchas de sangre en el asiento del acompañante. l (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario