Edición Impresa

Norcorea aconseja a las embajadas que evacuen a todo su personal

Pyongyang sigue apostando a subir la tensión. Movió otro misil de gran alcance hasta una posición de disparo. Advirtió que no podrá garantizar la seguridad de embajadores.  

Sábado 06 de Abril de 2013

En otro gesto público cargado de dramatismo, Corea del Norte informó que no podrá garantizar la seguridad de las embajadas extranjeras y misiones de organismos internacionales en el país a partir del 10 de abril. A la vez, Pyongyang emplazó dos misiles de gran alcance en rampas de lanzamiento móviles en la costa este del país, la que mira hacia el Japón. Estados Unidos cree que uno de ellos podría ser lanzado en los próximos días como una demostración de poder de la dictadura comunista.

"Recibimos un comunicado de Corea del Norte que decía que sería incapaz de garantizar la seguridad de las embajadas y de las organizaciones internacionales en caso de un conflicto después del 10 de abril", dijo un portavoz del Ministerio de Exteriores británico. Sin embargo, Reino Unido aseguró que no hubo petición de evacuación de su representación diplomática. "No tenemos planes inmediatos de evacuación y estamos pidiendo a Corea del Norte que se comprometa con la comunidad internacional y se comporte de forma responsable", señaló. El portavoz consideró la advertencia "parte de la retórica actual norcoreana".

Poco antes, el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, aseguró que Pyongyang pidió a las embajadas extranjeras que consideren evacuar a su personal en el país. "La propuesta fue realizada a todas las embajadas en Pyongyang y ahora estamos intentando arrojar luz sobre la situación", declaró Lavrov. Rusia está en estrecho contacto con Estados Unidos, China y Corea del Sur para tomar una decisión al respecto, señaló el ministro.

No lo descartan. Fuentes anónimas del Ministerio de Exteriores ruso no descartaron una evacuación de la embajada. "La seguridad de nuestros ciudadanos tiene prioridad", afirmó el diplomático, que advirtió en contra de "pasos no meditados" en medio del conflicto. "Cruzar la línea roja podría ser fatal", advirtió.

Corea del Norte recomendó también a Alemania que desaloje su embajada en Pyongyang, según supo la agencia germana DPA. "Se analizará la seguridad y las posibilidades de operación de nuestra embajada en Pyongyang en vista de la escalada", se limitó a decir el Ministerio de Exteriores en Berlín sin confirmar la información. Alemania representa en Pyongyang los intereses de varios países sin representación diplomática propia. El jueves, el ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, convocó al embajador norcoreano en Berlín, al que expresó la gran preocupación del gobierno alemán por la escalada del conflicto, dijo el portavoz ministerial Andreas Peschke, que consideró "inaceptables" la últimas acciones de Pyongyang.

Por su parte, una portavoz comunitaria aseguró que países de la Unión Europea en Pyongyang están coordinando su respuesta a la advertencia del gobierno norcoreano. "Las embajadas sobre el terreno están en contacto permanente y están evaluando la situación", dijo Maja Kocijancic, portavoz de la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton. Sin embargo no se pronunció sobre las informaciones aparecidas en algunos medios de que los embajadores en Pyongyang mantendrán hoy un encuentro. Sólo siete de los 27 países de la UE tienen embajada en la capital norcoreana.

Misiles. En tanto, según la agencia de noticias sureña Yonhap citando fuentes militares, Corea del Norte emplazó dos misiles de largo alcance en rampas de lanzamiento móviles en la costa este del país. Los proyectiles contarían con un alcance de 4.000 kilómetros, por lo que llegarían a Corea del Sur, Japón o la base militar que tiene Estados Unidos en la isla Guam, en el Pacífico. El ministro de Defensa de Corea del Sur, Kim Kwan-jin, había asegurado el jueves que Corea del Norte había trasladado a la costa este un misil balístico capaz de alcanzar Corea del Sur y Japón y Guam. Pero no queda claro hasta qué punto estas armas son eficientes: en pruebas anteriores, misiles balísticos como estos se han desintegrado en el aire a poco de salir de sus lanzadores.

A su vez, la marina de Corea del Sur ha enviado dos destructores clase Aegis a ambas costas de la península coreana para seguir el eventual lanzamiento de un misil norcoreano. "Si Corea del Norte dispara un misil, vamos a seguir su trayectoria", dijo a Yonhap un militar de alto rango de la marina. Los analistas no descartan que los misiles puedan dispararse el 15 de abril, con motivo de las celebraciones del 101 aniversario del nacimiento de Kim Il-Sung, fundador de la nación comunista y abuelo del actual mandatario, Kim Jong-Un. Los destructores Aegis, de tecnología estadounidense, poseen una capacidad única para detectar objetivos como misiles y eventualmente derribarlos.

Sin comida. Entretanto, la situación continúa bloqueada en el complejo industrial de Kaesong, en territorio norcoreano, pero construido por el Sur. Pyongyang niega desde el miércoles el acceso a los trabajadores surcoreanos. En el lugar se encuentran 608 surcoreanos y seis chinos.

Se prevé que el suministro de alimentos se acabe en menos de una semana. Surcorea provee al complejo, que emplea 50 mil obreros norteños, no sólo con todos sus insumos y repuestos: los miles de trabajadores también dependen totalmente del Sur para alimentarse. La comida es enviada a diario desde el lado sur hasta Kaesong, pero esta provisión se ha suspendido al igual que todas las demás.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS