Edición Impresa

La UTA dejó sin efecto el paro que había anunciado para hoy

Los choferes tendrán un anticipo de 1.200 pesos por tres meses y un aumento de los viáticos. Embestida del gobierno contra empresarios.

Sábado 01 de Febrero de 2014

La Unión tranviarios Automotor (UTA) dejó sin efecto la medida de fuerza que había anunciado anteayer para los choferes de micros de larga distancia y que debiera haber comenzado con el primer minuto de hoy por espacio de 72 horas.

El acuerdo llegó tras más de cinco horas de una reunión en el Ministerio de Trabajo a la que asistieron representantes de las cámaras empresarias y la dirigencia gremial.

El entendimiento fue anunciado anoche por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien afirmó que el arreglo "lleva tranquilidad a los pasajeros que ya tenían el boleto sacado, y que iban a iniciar sus vacaciones".

Así, los choferes percibirán un anticipo de 1.200 pesos por tres meses "a cuenta de la paritaria", y en forma complementaria un incremento de 70 pesos en los viáticos, lo que eleva ese monto a 450 pesos diarios.

Capitanich, quien estuvo acompañado por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, felicitó a "trabajadores y empresarios porque tuvieron la capacidad de generar acuerdos".

Las paritarias del sector "vencen el 31 de diciembre", explicó el funcionario, y dijo que "por esa condición se estableció un mecanismo de negociación a cuenta de la resolución definitiva en el transcurso del año 2014"

El conflicto comenzó luego de que el gremio pidiera un anticipo de 2.000 pesos antes del acuerdo paritario, y elevar los viáticos diarios que cobran los choferes en viaje de los 380 pesos actuales a 500.

Ante la negativa de los empresarios de otorgar esos incrementos, la UTA resolvió lanzar un paro de 72 horas que iba a comenzar hoy, y que coincidía con el recambio turístico de febrero.

Por la mañana, el jefe de Gabinete había acusado a los empresarios del transporte de ómnibus de larga distancia de "estar detrás" de la medida gremial, y los calificó como "inescrupulosos".

"Basta de empresarios inescrupulosos que utilizan a los trabajadores para extorsionar al Estado con el objeto de obtener un subsidio. Basta, la Argentina no merece este tipo de empresarios", exclamó Capitanich.

"Es típico del comportamiento, de la conducta de los empresarios, en definitiva generan un conflicto sindical con el objeto de pedir subsidio al gobierno, eso es lo que está detrás de este paro", había manifestado Capitanich durante una rueda de prensa en la Casa Rosada.

Antes del acuerdo, la Cámara de los Omnibus de Larga Distancia (Celadi) aseguró que el sector "no encuentra los mecanismos para poder acceder a un pedido cuyo costo supera los 104 millones de pesos mensuales, entre el incremento de salario básico y viático".

"Es decir, una cifra anual cercana a los 1.300 millones de pesos. Situación que no hace más que acrecentar el déficit que viene arrastrando el sector", explicó la entidad.

En el transcurso de la mañana, el propio jefe de Gabinete encabezó una reunión con los empresarios, encuentro que continuó el ministro de Trabajo por la tarde, a la que se sumó Roberto Fernández, titular de la UTA, cerca de las 16.

Antes de ingresar a dicha reunión, Fernández anticipó que el gremio estaba dispuesto a negociar "pensando en los trabajadores pero también en los usuarios", aunque aseguró que el reclamo era genuino, y que "los empresarios no están perdiendo plata".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS