Edición Impresa

"La Mole sabía que perdía y se hizo descalificar"

Los entretelones de la coronación de Vidondo fueron contados por Iván Protti, su entrenador.

Domingo 01 de Septiembre de 2013

Matías Vidondo persistía con un dolor cervical el día después de consagrarse campeón argentino de los pesados, contó su entrenador Iván Protti, aún sorprendido por el desenlace del combate ante Fabio La Mole Moli. “Nunca había vivido algo igual”, dijo Protti sobre la actitud del mediático boxeador, que golpeó al neuquino radicado en Rosario cuando estaba de rodillas sobre el ring, por lo que fue descalificado por el árbitro Rodolfo Stella, perdiendo así el cinturón.

   Las redes sociales se inundaron de mensajes reprobando lo sucedido en el quinto round del combate celebrado en la medianoche del viernes en el club Talleres de Remedios de Escalada. “La Mole se hizo descalificar porque sabía que iba a perder. Estaba seis puntos abajo en las tarjetas y no tenía nafta para dar vuelta la pelea”, sostuvo Protti.

   “Después se quiso justificar, diciendo que no le quiso pegar en el piso. Me afectó muchísimo porque me lleno la boca afirmando que en el boxeo no hay problemas y acá se ensució todo”, dijo.

   Como la transmisión de la TV Pública se interrumpió ni bien se decretó la descalificación de la Mole, fue imposible seguir los incidentes que ocurrieron después. Protti desmintió que Moli se enfrentara abajo del ring con los seguidores de Vidondo y dijo que el problema fue con la barra de Talleres, los que luego chocaron con los partidarios del ahora ex campeón argentino. “Estuvimos casi una hora en el ring, hasta que sacaron a todos”, contó.

   Antes de semejante bochorno, hubo un combate en el que Vidondo empezó con todo, tirando más piñas de lo aconsejable, de acuerdo a la estrategia planteada. “Matías se salió del libreto de entrada, estaba desencajado. No lo podía calmar. Recién lo conseguí en el cuarto round. En el quinto lo mandé a que boxee un poquito, que ponga una pausa. Mientras cumplía ese trabajo de no atacar tanto, la Mole le metió un par de piñas. Pero Matías no estaba sentido”, aseguró Protti sobre la caída en el asalto decisivo, que luego derivó en la descalificación de su oponente.

   Protti entiende que la agresividad de Vidondo (16-1-1, 14 nocauts), de 36 años, se debió a que esta pelea “tenía una larga historia. Se postergó una y otra vez”. Y lo justificó además en su “poca experiencia”, teniendo que enfrentar a “una figura mediática” como la Mole (44-9, 29 nocauts), con mucha mayor cantidad de combates, factores que “le jugaron algo en contra”.

En el futuro aparece Domínguez

Cuando aún sigue repercutiendo el polémico combate que lo coronó campeón argentino, Vidondo ya tiene posibles rivales. Protti contó que antes de la pelea el promotor de ese festival le había dicho que el ganador enfrentará en 45 días al ex campeón mundial Marcelo Domínguez, siempre y cuando anoche le ganara a Héctor Alfredo Avila.

De todos modos, el entrenador puso paños fríos. “Matías está muy dolorido en la cervical y no sé si vamos a estar disponibles para esa fecha”, manifestó.

Además contó que lo llamaron para se haga la revancha con la Mole, pero al respecto dijo: “Para mí lo tienen que suspender”.

A su vez, no descartó un combate por el título sudamericano. “Es la corona que queremos ahora”, señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS