Edición Impresa

La ciencia cautivó a 1.500 chicos que colmaron el teatro El Círculo

¿Mil quinientos alumnos de escuelas secundarias pueden escuchar hablar de ciencia durante dos horas y media atentos y con entusiasmo? No es la hipótesis de un experimento, sino lo que...

Jueves 24 de Octubre de 2013

¿Mil quinientos alumnos de escuelas secundarias pueden escuchar hablar de ciencia durante dos horas y media atentos y con entusiasmo? No es la hipótesis de un experimento, sino lo que sucedió ayer por la tarde en el Teatro El Círculo, donde chicos de cuarto año disfrutaron del ciclo "Ciencia, ¿qué me contás?", que permitió que cuatro prestigiosos investigadores del Conicet les explicaran cuál es el impacto que tienen la física, la química, la biología y la matemática en el deporte.

El encuentro, que ayer hizo eje en esa temática pero irá tocando otras, se lanzó en Rosario y está previsto que se replique en 2014 en esta ciudad y en distintos lugares del país.

El objetivo de estas charlas es acercar la ciencia a los jóvenes, demostrarles que ser investigador no es algo inalcanzable ni extraño, darles a conocer las carreras afines a la ciencia y la tecnología, y derribar mitos en torno a la figura del científico.

"Las cosas no son verdad porque alguien importante las dice, sino porque podemos demostrarlas", dijo Diego Golombek, un científico multipremiado, experto en cronobiología y además profesor de teatro ,quien fue el encargado de romper el hielo ante un auditorio expectante y curioso.

La complicidad con el disertante surgió de inmediato y en unos minutos los jóvenes y sus profesores estaban participando activamente en las propuestas lúdicas que hizo Golombek para mostrarles sin vueltas que "hay ciencia en todos lados".

Las otras tres charlas estuvieron a cargo de Luis Cappozzo, biólogo marino, investigador y actor; Valeria Edelsztein, doctora en química, docente y columnista de programas televisivos: y Claudio Fernández, flamante director del Instituto Max Planck de Rosario. Los expertos hablaron sobre los deportes acuáticos, los riesgos del dopaje y los secretos científicos que tiene el fútbol.

La actividad fue una iniciativa de Fernández y La Capital, y contó con el respaldo del Conicet, la Universidad Nacional de Rosario, el Ministerio de Educación de la Nación y el Centro de Estímulo al Desarrollo del Conocimiento de Granadero Baigorria. Además de tener el auspicio de la Red Argentina de Periodismo Científico, el Teatro El Círculo y la Editorial siglo XXI.

Las 16 escuelas que participaron, privadas y públicas, muchas de ellas de zonas vulnerables, se llevaron mucha información, material didáctico y libros para sus bibliotecas, pero sobre todo la certeza de que el conocimiento se construye entre todos y que la ciencia tiene mucho, pero mucho para contar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS