Edición Impresa

Falleció el afamado actor austríaco Maximilian Schell

El actor y director austríaco Maximilian Schell, reconocido por su trabajo en "Judgment at Nuremberg" ("¿Vencedores o vencidos?"), murió ayer a la madrugada a los 83 años en una clínica de Innsbruck (estado de Tirol, Austria), a raíz de "una enfermedad repentina y grave", informó su agente, Patricia Baumbauer.

Domingo 02 de Febrero de 2014

El actor y director austríaco Maximilian Schell, reconocido por su trabajo en "Judgment at Nuremberg" ("¿Vencedores o vencidos?"), murió ayer a la madrugada a los 83 años en una clínica de Innsbruck (estado de Tirol, Austria), a raíz de "una enfermedad repentina y grave", informó su agente, Patricia Baumbauer.

Nacido en Viena en 1930 y hermano de la también actriz Maria Schell, participó en conocidas películas como "La Epopeya de Bolívar", "Topkapi", "The Black Hole", "Deep Impact" y "Candles in the Dark".

Su papel como abogado defensor por "Judgement at Nuremberg" le valió un Oscar como mejor actor en 1962. Schell fue el primer actor de habla germana que recogía el galardón tras la Segunda Guerra Mundial.

El intérprete austríaco, que trabajó hasta el último momento, había salido el martes de una la clínica en Kitzbuehel, Austria, donde permaneció hospitalizado diez días debido a una neumonía.

"Llenos de tristeza tenemos que confirmar que Maximilian Schell murió consecuencia de una enfermedad repentina y grave", informó ayer Baumbauer.

"Su mujer Iva estuvo con él hasta el final", agregó la portavoz en referencia a la cantante de opereta de 35 años con la que Schell se casó en 2013. Murió "desafortunadamente por las consecuencias de una operación importante para él, tras penosos problemas con la espalda", informó su agencia en Viena. La familia no quiso dar más detalles sobre la enfermedad del actor ni su fallecimiento, informó la portavoz en un e-mail.

Schell, que en los últimos tiempos vivió en Preitenegg, en Carintia, estuvo nominado al Oscar en otras cinco ocasiones tras recibir la preciada estatuilla. A pesar de interpretar papeles protagonistas en varias películas sobre nazis, se resistió a ser encasillado en papeles alemanes.

El también mimo y director cosechó además éxitos sobre los escenarios de Broadway, en Nueva York. Hijo del escritor suizo Hermann Ferdinand Schell y de la actriz austriaca Noé von Nordberg, Schell amaba el teatro.

Sus actuaciones en producciones de Hollywood le sirvieron en varias ocasiones para financiar sus propios y ambiciosos proyectos.

Entre ellos está la versión cinematográfica de los años 70 de "El juez y su verdugo", basada en el texto de Friedrich Dürrenmatt.

También ocurrió con el documental "Marlene", en el que Schell abordó en 1983 una entrevista de 17 horas con la actriz Marlene Dietrich (de entonces 82 años) sin mostrarla ni una sola vez, para muchos cineastas su obra más fascinante.

Una de las mayores pérdidas que sufrió en su vida personal, de la que nunca llegó a recuperarse del todo, fue la muerte en 2005 de su hermana mayor Maria, a la sombra de cuyo éxito vivió durante muchos años.

Schell trabajó como actor, director y dramaturgo en la Basler Kom'die desde la temporada 1952/53. Tras ello siguieron trabajos en ciudades alemanas como Essen, Bonn, Munich o Berlín, hasta que en 1958 dio el salto a Broadway.

Además de por su carrera, también ocupó titulares por su vida privada. Durante tres años mantuvo una relación con Soraya, la mujer del último sha de Persia, que atrajo la atención mediática. En 1986 se casó con la actriz rusa Natalia Adreitshenko, con quien tuvo una hija, Nastassia. Schell era además el padrino de la actriz Angelina Jolie.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS