Edición Impresa

Ezequiel Lavezzi, el sorpresivo sex symbol de la selección

Un grupo de fanáticas lanzó una campaña a través de Facebook para que el delantero juegue los partidos restantes sin camiseta.

Viernes 27 de Junio de 2014

Primero fue la popular cantante Rihanna, quien le dijo a sus 35 millones de seguidores de Twitter que "Romero (Sergio, al arquero de la selección argentina) está a punto". La afirmación de la cantante y actriz nacida en Barbados levantó una explosión de comentarios en las redes sociales. Ahora, el que copa la parada con éxito arrollador es el delantero Ezequiel Lavezzi, cuyas fanáticas le abrieron una página en Facebook a través de la cual le ruegan que juegue sin camiseta para que puedan mirar y admirar su trabajado cuerpo y los alambicados y numerosos tatuajes que lo adornan.

El jugador del Paris Saint Germain, que reside en la capital francesa, se convirtió en el nuevo sex symbol de la divisa nacional en el Mundial de Brasil.

Esa imagen compite mano a mano con su fama de bromista. El miércoles, durante el partido contra Nigeria le lanzó agua con su botella al técnico Alejandro Sabella cuando éste le daba indicaciones al costado del campo de juego en Porto Alegre. El año pasado no dudó en sentarse en el sillón del Papa Francisco cuando la selección lo visitó en el Vaticano en ocasión de un partido amistoso con Italia.

"Convocamos a una marcha oficial para pedirle a la Fifa que Ezequiel «Pocho» Lavezzi juegue sin camiseta todos los partidos a favor de nuestro bienestar visual, obteniendo como beneficio la motivación para alentar al equipo en cualquier circunstancia", propusieron las fans del futbolista de Villa Gobernador Gálvez.

Lavezzi, de 29 años, suele publicar fotos suyas con poca ropa y mostrando sus tatuajes en las redes sociales y ya tiene más de un millón de seguidores en Twitter.

El mundial de fútbol muestra a los mejores y más exitosos futbolistas y muchas mujeres sólo lo ven para soñar con algunos de ellos. Fernando Gago, Martín Demichelis, Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín han arrancado suspiros de multitudes de fanáticas. Bueno, ahora le toca a Lavezzi.

El delantero inició su andadura en Coronel Aguirre de Villa Gobernador Gálvez (club presidido en la actualidad por su hermano Diego), pasó por las inferiores de Rosario Central y por Estudiantes, fue comprado por el Genoa italiano, cedido a préstamo a San Lorenzo de Almagro y vendido al Napoli, de donde pasó al París Saint Germain, con el que salió campeón. Y por más que se agite la platea femenina, Lavezzi sigue perdido por Yanina Screpante, una chica de 30 años, que estudió diseño de interiores y brilló en las pasarelas como modelo, carrera que relegó para seguir los pasos del futbolista.

Lavezzi conoció a Yanina en agosto de 2010. Presentados por amigos en común, el jugador quedó flechado por la modelo. Pero Yanina tenía serios reparos acerca de los jugadores de fútbol. "Al principio no me interesó salir con él, ni quería que me llamaran botinera", dijo hace unos meses en una entrevista con la revista ¡Hola!.

Al final, le dio una oportunidad. "Estaba negada, no quería volver a tener una relación a distancia. Ya me había pasado con mi ex (por el tenista Juan Martín del Potro). No me gustan ese tipo de noviazgos, pero cuando nos vimos, a pesar de todos los contras, hice un clic y no nos separamos más", recordó Yanina.

En 2012, la pareja se mudó a Francia, donde Lavezzi fue comprado para ser delantero del París Saint-Germain.

Hace pocos días, Yanina pintó en forma acabada la personalidad del astro de fútbol. "Tiene buen humor, es muy divertido y gracioso, y le gusta salir. Siempre encuentra cosas para hacer".

Ezequiel tiene un hijo de ocho años llamado Tomás. El pequeño vive con su madre en Rosario y él cada vez que puede lo va a ver.

La relación de Yanina con el niño es muy buena. "Soy más bien la novia canchera del papá o, mejor dicho, soy como una tía", aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario