Edición Impresa

Está muy grave la bebita prematura que dieron por muerta en el Chaco

Luz Milagros tuvo un paro cardiorrespiratorio y convulsiones. Sufre una infección. Nació el 3 de abril. Pasó 12 horas en la morgue antes de que la descubrieran sus padres.

Sábado 14 de Abril de 2012

Luz Milagros, la beba prematura nacida en Chaco el 3 de abril y dada por muerta al nacer, sufrió un paro cardiorrespiratorio y un empeoramiento general de su salud. "Está grave pero estable", aseguró el jefe de neonatología del Hospital Italiano de Buenos Aires, Carlos Fustiñana, quien viajó a Resistencia para asistir a los médicos locales. Los profesionales que cometieron el grave error de diagnóstico fueron suspendidos y sometidos a un sumario. Luz Milagros permaneció durante 12 horas en la morgue a muy baja temperatura, algo que seguramente agravó su ya frágil estado de salud.

Fustiñana dijo ayer a la tarde que "en estos momentos se logró estabilizar a la beba y hay esperanzas". El médico porteño advirtió que Luz Milagros presenta un cuadro característico de los prematuros, "que son muy inestables en el aspecto digestivo, cardiovascular y respiratorio". No hizo referencias al daño sufrido por la beba debido al tiempo que transcurrió en la morgue.

La declaración del profesional porteño pareció dirigida a atenuar el impacto causado horas antes por el parte médico dado por las autoridades del Hospital Perrando de Resistencia. La directora de neonatología del nosocomio, Diana Vesco, había informado a las 11 de la mañana que la bebita estaba "en crítico estado de salud" y "clínicamente desmejorada con respecto del día de ayer, con alto riesgo de óbito (muerte)". Vesco agregó que Luz "presentó una descompensación clínica, con hemorragia pulmonar y digestiva alta, lo que requirió un aumento de los parámetros de ventilación mecánica. Realizó un paro cardiorrespiratorio que necesitó maniobras de reanimación avanzada".

Luz nació el martes 3 de abril, tras apenas 26 semanas de gestación. Por un increíble error de diagnóstico, los médicos la dieron por muerta y enviaron su cuerpo a la morgue. Cuando sus padres pidieron ver el cuerpo, descubrieron con estupor que aún vivía, pese a haber pasado 12 horas en la morgue a muy baja temperatura. Luz pesa sólo 750 gramos y está siendo tratada con antibióticos de amplio espectro por la infección que la afecta. Siempre según los profesionales chaqueños, presenta además "signos clínicos de compromiso neurológico, por lo que recibe medicación anticonvulsivante por haber presentado convulsiones".

Fustiñana se preocupó en destacar la formación de los médicos del hospital chaqueño para afrontar el caso y descartó un traslado de la beba a Buenos Aires. El médico negó que Luz sufra una "infección generalizada" y aseguró que "este tipo de cosas pueden llegar a pasar con los bebés prematuros", al tiempo que no quiso realizar un pronóstico de su evolución "porque los terapistas no lo hacemos: hablamos de acá al día siguiente". Desmintió así de alguna manera a su colega chaqueña, que había mencionado un alto riesgo de muerte.

El neonatólogo del Hospital Italiano porteño, quien retornó a Buenos Aires, aseguró que en el caso "hubo un error médico" y remarcó que ahora "hay que tomar los recaudos para que no vuelva a suceder", un hecho de esas características.

Sumario. A raíz del error médico, el Ministerio de Salud del Chaco inició una investigación sumaria dentro del hospital y separó de sus funciones a la médica partera, al jefe de neonatología y a la ginecóloga que atendieron a Analía Bouter, mamá de Luz Milagros. El padre es Fabián Verón. El matrimonio vive en un sector humilde de Resistencia. El caso recibió atención de la prensa internacional. El gobierno chaqueño le dio a la familia elementos como ropa, una cuna y leche materna. La madre aseguró que "fue un milagro lo que sucedió", mientras que el padre destacó: "Mi hija lleva mi apellido pero es hija de Dios".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario