Edición Impresa

Escaladores argentinos se salvaron de la avalancha en el Everest

El alud trágico que enlutó el jueves el monte Everest resultó sólo un gran susto para andinistas argentinos que se encontraban en la base del pico más alto del planeta, que resultaron ilesos. Al menos dos escaladores, uno de Mendoza y otro de Buenos Aires, se salvaron de la avalancha de nieve que provocó la muerte de guías nepaleses y, hasta el momento, la desaparición de otros cuatro. Ayer, los rescatistas hallaron el cadáver de otro porteador, sumando trece los muertos por el accidente.

Domingo 20 de Abril de 2014

El alud trágico que enlutó el jueves el monte Everest resultó sólo un gran susto para andinistas argentinos que se encontraban en la base del pico más alto del planeta, que resultaron ilesos. Al menos dos escaladores, uno de Mendoza y otro de Buenos Aires, se salvaron de la avalancha de nieve que provocó la muerte de guías nepaleses y, hasta el momento, la desaparición de otros cuatro. Ayer, los rescatistas hallaron el cadáver de otro porteador, sumando trece los muertos por el accidente.

Uno de los andinistas argentinos que fue testigo de la tragedia de ayer fue Ulises Corvalán, de 43 años, que logró comunicarse con su familia para confirmar que se encontraba bien, según destacó el diario Uno de Mendoza. También está fuera de peligro el bonaerense Pablo Fortunato, además de una mujer que integraba el grupo.

Todos habían partido de Mendoza junto con un sherpa nepalés el 25 de marzo pasado con el objetivo de escalar la mítica montaña entre el 10 y 25 de mayo, cuando las condiciones climáticas se tornan favorables para subir al pico de 8.848 metros de altura.

Al momento del alud, acaecido a unos 6.200 metros de altura a las 7 (hora local), Corvalán estaba en uno de los campamentos base de la montaña.

Desde 1998, Corvalán es docente e instructor en la escuela provincial de Guías de Alta Montaña y Trekking Coronel Valentín Ugarte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario