Edición Impresa

El liderazgo de Cristina y la especulación por su presencia en las boletas de 2015

La oposición en 2013 la sacó de la carrera presidencial, pero ahora cunde la preocupación. La mandataria podría ser candidata a la elección de diputados en el Mercosur (Parlasur).

Lunes 08 de Diciembre de 2014

Cristina se prepara para otro acto de masas, el próximo sábado 13 en la Plaza de Mayo, para celebrar los 31 años de la democracia, y se consolida en niveles de opinión pública favorable de entre el 45 y el 50 por ciento. Está fuerte la presidenta. Cuando la oposición la sacó definitivamente de carrera de una hipótesis reeleccionista, en octubre de 2013, respiró aliviada. Pero llega el final de 2014 y otra vez el arco opositor no puedo evitar que se note: anda con la respiración entrecortada.

Hasta ayer nomás, el pronóstico opositor sobre un diciembre políticamente incendiado era parte de un discurso cotidiano. Sectores jurásicos de la política y del sindicalismo como Eduardo Duhalde y Luis Barrionuevo lo daban por hecho. Pero el mes de las Fiestas y de los balances ya está lanzado a pleno y el combustible para el incendio no llega.

Aunque nunca es definitivo, el bochorno televisado de saqueos inducidos a supermercados no cuenta con la cuota mínima de exacerbación popular como para prosperar.

El gobierno anunció ya en octubre que estaba atento a la jugada, armó un esquema preventivo y, a la vez, hizo lo mejor que sabe: promover iniciativas políticas. Entre otras, develar una punta de la gigantesca pantalla legal que ofrecerían varios bancos (HSBC, por ahora) de alta gama, a la fuga ilegal de capitales y a la evasión de impuestos.

También aceleró, y con buenos resultados, en la aplicación de los instrumentos con que cuenta el Banco Central para desbaratar maniobras en relación al dólar blue, su disparada, y la inevitable influencia sobre el clima económico de amplias actividades de la vida nacional. El dólar de las cuevas cayó de casi 16 a menos de 13 pesos.

Aun con la economía y el empleo con algunos problemas, sin embargo, el pánico por el zarpazo de los fondos buitre y la foto del juez Griesa ya no malogran el desayuno de millones como en los últimos meses. Tampoco la preocupación por el impuesto a las ganancias que ya no pagará un sector (minoritario) de asalariados de ingresos medios y altos sobre el medio aguinaldo de diciembre.

En ese contexto, en estos días la Casa Rosada apura sobre el final del año la promulgación de una ley que fijará la elección de diputados para el Mercosur: el Parlasur. Tanto en las Paso del próximo 9 de agosto, como en las definitivas de octubre, un nuevo cuerpo de la boleta electoral acompañará al principal, donde figuran los nombres de la fórmula presidencial.

Los mercodiputados surgirán (una parte de ellos) de la elección nacional por distrito único. La especulación opositora está lanzada: ¿será CFK la candidata que encabece esa lista del FpV, con su nombre justo al lado del candidato a presidente, y en todas las urnas de la Argentina? Elisa Carrió ya salió a decir que quiere "competir con CFK".

La oposición, en sus distintas expresiones, usó la consigna "no a la reelección" en 2013. Buscó, y consiguió, despejar cualquier sueño kirchnerista de promover una reforma constitucional que permitiera una nuevo turno para Cristina. Pero el fantasma de Cristina en una boleta electoral retorna.

La centralidad y la potencia de la presidenta continúa siendo el dato principal de la política nacional. Y ahora, la oposición mediática y política sufre otra vez. El eterno retorno, el hecho maldito: tenerla a Cristina dentro del cuarto oscuro en 2015.

El FpV tiene un liderazgo político probado. La oposición, varias prometedoras incógnitas. El final es abierto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario