Edición Impresa

El deterioro de Venecia resulta "insoportable"

La basura, la conducta escandalosa de turistas y la falta de gestión de las autoridades ofusca a los residentes de la ciudad de los canales

Domingo 17 de Agosto de 2014

Dos jóvenes turistas decidieron mostrar por qué Venecia es una de las ciudades preferidas por los enamorados: en pleno día se pusieron a hacer el amor en el puente de los Descalzos (Ponte degli Scalzi), la puerta de entrada al centro histórico, una vez que se sale de la estación de ferrocarril. Ante tan insólita escena, la pareja no fue molestada. Sólo ha suscitado curiosidad de otros turistas, que los fotografiaron.

Tener sexo en público parece una moda de este verano (europeo). Episodios análogos se han registrado en Rusia, en Magaluf (Mallorca), Belfast y en Senigallia (en la región italiana de Le Marche). Pero el caso de Venecia ha causado especial escándalo y preocupación. A raíz de este episodio, algunos medios muestran que la degradación en la ciudad de los canales ha llegado a un límite insoportable.

"Venecia, en decadencia, a merced de los vándalos: aquí se necesita el ejército". Ese es el destacado titular del periódico veneciano Il Gazzettino, que ha publicado fotos con turistas durmiendo en calles céntricas, familias haciendo picnic en la célebre plaza San Marcos, o basura despositada por doquier, incluso en el centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Todo ello sin sanciones, porque no hay vigilancia. La impunidad es total.

Otros medios se hacen eco de esta degradación. "Hemos dejado indefenso nuestro patrimonio de historia y de belleza milenarias", comenta el diario Libero.

Al mismo tiempo que ilustraba con fotografías el lamentable estado que en ocasiones se registra en Venecia, Il Gazzettino lanzaba una encuesta entre sus lectores. "Teniendo en cuenta que Venecia está en pleno proceso de decadencia, hay quien propone la intervención del ejército, ¿está de acuerdo?", inquirió. El 79,3 por ciento de los lectores respondió que sí, que la situación es insoportable. Sólo el 17 por ciento considera que se está exagerando la cuestión.

Decadencia. Venecia se ve invadida cada día por una media de 33.000 visitantes que se mueven en fila india sin darse cuenta que en las casas que se asoman a los canales viven 68.000 personas que diariamente hacen la compra, van al trabajo y luchan contra la incomodidad, las ratas, las palomas, los precios excesivos, la basura y la invasión de los turistas.

El 10 por ciento de las casas sufren de la invasión de las ratas que con la subida de la marea se introducen en las viviendas por los conductos de los baños. Pero, aunque los venecianos temen aún más la marea, cuando los canales se secan y dejan ver todos sus cimientos, emana un hedor insoportable. Las viviendas no tienen cloacas y cada día, 15 metros cúbicos de excrementos caen al agua, todo esto sin contar con el guano de las palomas, que, si hace tiempo daban más encanto a la ciudad, ahora se han convertido en una verdadera plaga que estropea jardines y monumentos.

A todo esto hay que añadir que Venecia es la ciudad de Italia que produce más toneladas de basura. La recogida de los desperdicios que producen los turistas cuesta al ayuntamiento unos 10 millones de dólares por año.

Venecia no es un caso aislado. Otras ciudades de arte lamentan también verse invadidas por cierto tipo de turistas que a menudo son vándalos o maleducados. Desde luego, la palma se la lleva la Serenísima, para desesperación de comerciantes y venecianos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario