Edición Impresa

El Costa Concordia será reflotado en pocos días

La nave que colisionó en la isla de Giglio hace dos años, causando la muerte de 32 personas, va a ser remolcada hasta Génova.

Viernes 04 de Julio de 2014

Los restos del crucero Costa Concordia serán reflotados en los próximos 10 días de la isla italiana donde encalló y se hundió hace dos años y medio, dijo ayer el grupo que organiza el proceso.

El barco de 290 metros de eslora y 114.500 toneladas fue enderezado y asegurado en una compleja operación en la isla de Giglio, en la Toscana italiana, en septiembre pasado y, con la llegada del verano boreal está previsto que sea llevado a Génova, donde será desguazado.

El último de los 30 dispositivos estabilizadores fue colocado en los restos del barco el jueves y los técnicos comenzarán ahora a probar todos los sistemas para reflotarlo, dijo el grupo encargado del proyecto de retirar el Concordia.

El capitán del barco, Francesco Schettino, está siendo juzgado de homicidio por causar un naufragio y abandonar el barco. En la catástrofe murieron 32 personas.

La policía italiana ha hecho público un vídeo en el que sus buzos recorren el interior del Costa Concordia. Como cabía esperar, las imágenes no podían ser más sorprendentes.

El video, que ha sido hecho público por el Daily Telegraph comienza con un buzo rondando la parte superior del navío: la que todavía disfruta de la brisa del Mediterráneo. Sin embargo, la estancia en la superficie dura poco y, a los pocos segundos, el viaje se traslada bajo las aguas. Allí, el cámara da un paseo por las diferentes cubiertas (ya destartaladas) del Costa Concordia e, incluso, toca con su propia mano libros que, como si fueran peces, nadan alrededor de los restos del buque enganchados a alguna barandilla ya inservible.

El paseo se traslada entonces al interior, donde sólo quedan sofás a los que ha vencido el agua y barras en las que, hace poco más de tres meses, se servían cócteles. Al terminar el video, un buzo de la policía emerge entre el agua turbia y aparece en el atrio central de la nave, uno de las pocas estancias secas del navío. Sobre él, la luz entra a través del hueco del ascensor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS