Edición Impresa

Declara hoy un nuevo imputado por el crimen de "Quemadito"

Lo apresaron el martes en el sur del país y el sábado lo trajeron a Rosario. Es hermano de uno de los hombres procesados por el homicidio de febrero.

Lunes 30 de Septiembre de 2013

Walter Alberto Acosta, un hombre de 37 años que estuvo ligado a la barra brava de Newell's Old Boys y que fue detenido la semana pasada en Ushuaia, será indagado hoy por el juez Javier Beltramone en el marco de la causa que investiag el crimen de Maximiliano "Quemadito" Rodríguez, baleado en la cabeza el pasado 5 de febrero en la esquina de Corrientes y Pellegrini. Por ese homicidio ya está preso como instigador el último líder de la barra leprosa, Diego "Panadero" Ochoa, y tras las rejas y procesados dos de los supuestos ejecutores materiales del asesinato, entre ellos un hermano de Acosta.

El nuevo detenido en la causa está apodado "Gualo" y fue apresado el martes pasado por efectivos de la Tropa de Operaciones Especiales en Ushuaia. Allí fue encontrado luego de una investigación que incluyó interceptaciones telefónicas ordenadas por el juzgado de Instrucción Nº9, a cargo de Beltramone, según dijo el titular de la TOE, comisario Adrián Forni. Una vez en el extremo sur del país, los agentes de la policía santafesina contaron con el apoyo de sus pares de la División Delitos Complejos de la policía fueguina y realizaron "seis allanamientos en distintos domicilios" de la capital fueguina hasta dar con el imputado, quien "no se resistió, aunque se vio sorprendido por la llegada" de los efectivos, dijo el oficial consultado.

Una fuente policial señaló que Acosta está acusado de ser "como mínimo partícipe necesario" del crimen de Quemadito, a quien le dispararon un certero tiro en la cabeza la tarde del 5 de febrero cuando caminaba por avenida Pellegrini y Corrientes apoyado en muletas por un ataque a tiros sufrido nueve días antes. Junto con él estaban su novia, Sofía L., y dos jóvenes de su círculo cercano: Marcelo Jesús R. y Matías "Cali" M., quienes desaparecieron misteriosamente del lugar tras el ataque y están acusados de haber "entregado" a la víctima. El primero de ellos ya está tras las rejas.

Dos visiones. El sábado, Acosta fue traído a Rosario desde Ushuaia y alojado en una dependencia de la TOE. Sobre la presencia del sospechoso en el sur argentino, el comisario Forni explicó que "este hombre vivía como una golondrina moviéndose permanentemente entre Rosario, Mar del Plata y Ushuaia". Sin embargo, Marcos Cella, el abogado de Gualo, proclamó su inocencia. "No es un trabajador golondrina. Tiene una actividad laboral estable en Ushuaia, donde vive hace 18 años con su familia", aseguró el letrado.

La hipótesis que maneja el juez Beltramone en torno al crimen de Rodríguez es que se trató de una venganza urdida por Panadero Ochoa por haber sido corrido de la tribuna rojinegra, en septiembre del 2010, por personas que hasta ese momento eran de su círculo de confianza y quisieron apoderarse de la conducción de la barra. En ese sentido, el magistrado le imputó a Ochoa ser el autor intelectual o instigador bajo promesa remuneratoria del crimen de Rodríguez. Además sumó otra acusación en ese mismo sentido: haber ordenado matar a quien fue su antecesor en el paraavalanchas, Roberto "Pimpi" Caminos.

En tanto, el juez Beltramone, en mayo pasado, procesó como autores materiales del homicidio de Quemadito a Héctor David "Porteño" Rodríguez, sindicado como de "extrema confianza" de Ochoa, y a Sergio Federico "Chuno" Acosta, hermano del apresado en Ushuaia. Tanto el padre como la hermana de Quemadito declararon que esos hombres fueron mencionados como los atacantes por la novia de la víctima a minutos del crimen.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS