Edición Impresa

"Cumplía con las normativas"

Jueves 06 de Febrero de 2014

La empresa Iron Mountain, cuyo depósito del barrio porteño de Barracas se derrumbó ayer con un saldo de nueve muertos, aseguró que "el edificio estaba acorde con las normativas locales y contaba con un sistema tanto de detección como de extinción de incendios".

"Estamos profundamente entristecidos por la muerte de los valientes socorristas que se apresuraron a salvar nuestras instalaciones", expresó la empresa en un comunicado.

Aseguró, además, "estamos colaborando en la investigación de la causa del incidente", pero aclaró que "respetamos este momento de dolor y no podemos especular ni hablar sobre supuestos".

"Este es un evento trágico, y estamos profundamente entristecidos por la muerte de los valientes socorristas que se apresuraron a salvar a nuestras instalaciones. Nuestros pensamientos están también con aquellos que han sido hospitalizados, y les deseamos una recuperación rápida y completa", aseguró la compañía.

En su página oficial www.ironmountain.com, la empresa hizo pública su posición de lo sucedido en el incendio en Barracas e informó que todos sus trabajadores "han sido evacuados y están fuera de peligro".

"Vamos a investigar la causa del fuego y trabajar en estrecha colaboración con los investigadores locales, la policía y las autoridades de bomberos para entender lo que pasó. El edificio estaba equipado con detección de incendios, así como un sistema de rociadores", señaló.

La compañía mencionó a sus clientes y reconoció que los mismos "tienen preocupaciones y preguntas", y en tal sentido aclararon que están "en el proceso de contactar a las personas que han sido afectadas". "Vamos a proporcionar más información a medida que esté disponible. Agradecemos la paciencia y comprensión mientras trabajamos a través de este período crítico", agregaron.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS