Edición Impresa

Crece el contrapunto entre Iglesia y gobierno

Los obispos manifestaron su preocupación por la inestabilidad del empleo, y Capitanich les reclamó un pronunciamiento sobre los fondos buitre.

Jueves 14 de Agosto de 2014

La Iglesia protagonizó ayer un contrapunto con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien reclamó al Episcopado que además de manifestar su preocupación por la "inestabilidad del empleo", difunda un documento sobre el impacto del fallo que obliga a pagar a los fondos buitre, a lo que el vocero episcopal respondió que "la Iglesia ya se expresó" sobre ese tema.

En su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, Capitanich respondió la "preocupación" expresada anteayer desde la Conferencia Episcopal por la "inestabilidad laboral", al advertir que la presidenta Cristina Fernández "focaliza su atención en la preservación y expansión del empleo", en tanto confió en que la Iglesia se expedirá sobre cómo "afecta la soberanía" el reclamo de los fondos buitre.

"El 24 de junio, inmediatamente después del fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos, mediante una declaración titulada «Reflexión ante la situación creada por la deuda externa», la Comisión Ejecutiva del cuerpo colegiado expresó su preocupación por las consecuencias del pago a los fondos buitres", replicó el vocero de la Conferencia Episcopal Argentina, sacerdote Jorge Oesterheld.

El martes, al iniciarse la reunión de tres días de la Comisión Permanente del Episcopado, que preside monseñor José María Arancedo, Oesterheld había dicho que "preocupa a los obispos la inestabilidad laboral creciente que se manifiesta en despidos, suspensiones y el cierre de fábricas".

Ayer a la mañana, en la Casa de Gobierno, Capitanich descalificó las palabras de Oesterheld a la espera del final del encuentro eclesiástico porque "las palabras de un vocero no son un documento". El funcionario, incisivo, dijo: "Supongo también que la Conferencia Episcopal Argentina (que inició anteayer deliberaciones de tres días en su sede de del barrio porteño de Retiro) tratará de un modo detallado el impacto que tiene la acción de grupos minúsculos de especuladores a nivel internacional, denominados fondos buitre, respecto a los niveles de afectación de la condición soberana del país y las implicancias que esto tienen a nivel mundial y nacional".

Fue así que por la tarde, Oesterheld recordó al gobierno que la Iglesia ya se expresó sobre el impacto del fallo que obliga a pagarle a los fondos buitre y precisó que la problemática del desempleo en el país no es un tema de análisis de la reunión del Episcopado, aunque sí de "preocupación de los obispos".

Asimismo, explicó que durante la reunión de la comisión permanente "no está previsto" el tratamiento de la problemática de la desocupación y tampoco abordará la cuestión del pago a los holdouts.

En la declaración del 24 de junio, que citó ayer Oesterheld, la Iglesia reclamó a la dirigencia "una actitud madura de unidad y responsabilidad" para responder "en una justa negociación" y expresó su "preocupación pastoral" frente a las consecuencias que el fallo puede tener sobre todo en los sectores más vulnerables.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario