Edición Impresa

Con la policía autoacuartelada, hubo saqueos en Córdoba

Los efectivos piden un básico de 13.000 pesos y otras mejoras. La difícil situación derivó en robos a varios supermercados. Madrugada de tensión.

Miércoles 04 de Diciembre de 2013

Córdoba se convertía al cierre de esta edición en tierra de nadie. Al menos 15 supermercados y locales comerciales de la capital sufrieron saqueos y robos durante la tarde y la noche, mientras se veía reducida la presencia policial en las calles a raíz de una protesta que mantienen los efectivos en reclamo de mejoras salariales y en las condiciones de trabajo. La situación era de extrema tensión.

Efectivos de la Policía de Córdoba rechazaron anoche una oferta oficial y mantienen el acuartelamiento. "El 75 por ciento ya está acuartelada. En el interior es casi total. En Río Tercero, los jefes amenazan con sanciones", sostuvo un policía en declaraciones a la radio cordobesa Cadena 3.

Ante la medida de fuerza de los policías, hubo saqueos en no menos de 15 supermercados.

La Municipalidad de Córdoba informó anoche que ordenó paralizar el servicio de transporte urbano, para garantizar la seguridad de los choferes y pasajeros en medio de la protesta que mantienen los policías que reclaman cuestiones salariales y otros puntos. Lo mismo sucedió con las estaciones expendedoras de combustible, al tiempo que la Cámara de Supermercadistas decidió que hoy no abran al público sus locales. Tampoco habrá actividad en los bancos.

"Estoy muy asustada. Si no abríamos el local, nos linchaban. No nos podíamos poner en contra de cien personas. Nosotras cumplimos, no vamos a exponer nuestras vidas por mercadería", sostuvo una empleada de un comercio saqueado. La protesta había comenzado el lunes, cuando las mujeres de los efectivos se concentraron en la puerta de la Jefatura de Policía y de la Guardia de Infantería, impidiendo la salida de los móviles.

Sin embargo, el malestar de los miembros de la Policía de Córdoba comenzó hace algunas semanas, cuando difundieron videos en YouTube en los que denunciaban malas condiciones de trabajo. Los acuartelados entregaron un petitorio a las autoridades provinciales en la que detallaron los reclamos, entre los que se encuentran un sueldo básico de 13.000 pesos, comida digna, créditos para viviendas y el control de las sanciones aplicadas, entre otros.

Durante la tarde, las mujeres y el abogado que auspicia a los miembros de la fuerza provincial, Miguel Ortiz Pellegrini, mantuvieron una reunión con el jefe de la Policía de Córdoba, César Almada, quien aseguró que "van a seguir las tratativas para descomprimir la situación" y que elevará los planteos al jefe de Gabinete, Oscar González.

A pesar de que lograron el aumento del 52 por ciento en adicionales y que no se apliquen sanciones a los involucrados, los efectivos informaron que continuarán con la medida de fuerza hasta avanzar en los otros reclamos. Los policías rechazaron de plano anoche una oferta que buscaba solucionar algunos de los puntos del reclamo.

"Veremos qué nos dicen ahora. Mientras tanto, la medida continúa", afirmó Ortiz Pellegrini.

Fuentes de la Gobernación dijeron que el reclamo de los acuartelados fue inicialmente de un básico que pase de 6.500 a 10 mil pesos mensuales y que automáticamente pasaron a pedir 13 mil pesos. Aclararon que el acuartelamiento alcanzaba a solo un pequeño sector de las fuerzas policiales.

En tanto, el gobernador, José Manuel de la Sota, tenía previsto retornar a la provincia durante esta madrugada.

El mandatario cordobés, quien ya lidió con una protesta policial en 2005, se encontraba en Panamá, donde había hecho escala en su viaje rumbo a Colombia para participar de una reunión de gobernadores de la región, pero decidió pegar la vuelta anticipadamente. La tensión , mientras tanto, se profundizaba.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS