Edición Impresa

Chester, el labrador que halló a Francesca, ya es toda una estrella

Chester, el perro que encontró a la pequeña Francesca, la bebé desaparecida durante nueve horas en la localidad bonaerense de Arrecifes, se convirtió ya en una sensación y hasta en una...

Jueves 31 de Octubre de 2013

Chester, el perro que encontró a la pequeña Francesca, la bebé desaparecida durante nueve horas en la localidad bonaerense de Arrecifes, se convirtió ya en una sensación y hasta en una estrella televisiva. Tanto, que ayer ya no estaba en la localidad de Alcorta, donde vive con sus dueños, porque había sido llevado a Buenos Aires por la producción de un programa porteño.

Chester es un animal de raza labrador, de color negro. Tiene dos años y medio, pelo brilloso y mirada atenta. Sus dueños, Nahuel y Jair Bryk, son bomberos voluntarios de Alcorta. Entrenado por sus propietarios, desde hace tiempo colabora con el cuartel de esa localidad. Ha recibido un entrenamiento especializado en el denominado "seguimiento de rastros específicos", la modalidad que suele verse en las series policiales en que al animal se le hace oler una prenda de la persona buscada, para que la rastree.

Vanesa Leiva, integrante del cuerpo de bomberos voluntarios alcortenses y ayer de guardia en el cuerpo, recordó a LaCapital que de cachorro Chester pertenecía a un niño de la localidad que nunca pudo dominarlo, por lo que lo entregó a sus actuales dueños que se dedicaron a entrenarlo. Tanto Chester como la perra Lara, que también integra la División Canes del cuerpo de bomberos alcortenses, cumplieron una destacada actuación, además, durante las tareas de búsqueda y rescate de víctimas de la tragedia de calle Salta, de Rosario, el pasado 6 de agosto. Lara ha sido madre en estos días de ocho cachorros, algunos de los cuales engrosarán, previo entrenamiento, las filas de la División Canes, según se indicó.

El adiestramiento de Chester duró un largo año, pero dio sus buenos resultados, comentó la bombero voluntaria Leiva. "A los animales los adiestramos en los primeros tiempos haciéndolos jugar y reconocer objetos pequeños y después, por razones de espacio —el cuartel de Bomberos está ubicado en plena zona urbana— los animales son llevados a las instalaciones del Tiro Federal local.

El olfato de Chester. Orgullosa de la capacidad demostrada por Chester en el caso de Francesca, Leiva reconstruyó el procedimiento llevado a cabo en Arrecifes. "A Chester le llevó apenas una hora y 10 minutos encontrar a la bebita. Le hicimos oler una remerita roja de Francesca e inmediatamente el perro encontró el rastro y marcó con sus ladridos los lugares por donde había pasado la nena. De pronto, comenzó nuevamente a ladrar al hallar la vivienda e hizo lo mismo cuando accedió a la puerta del baño donde encontramos a la nena",

El pasado martes, Chester fue ovacionado por los vecinos de Arrecifes, quienes no dudaron en fotografiarse junto al animal y ofrecerle sus aplausos. No era para menos; el perro había encontrado a la niña que permaneció desaparecida en aquella localidad bonaerense durante 9 horas, lo que generó una frenética búsqueda. Francesca fue hallada a siete cuadras de su hogar, en una vivienda en construcción propiedad de su padre, quien ayer quedó imputado en forma preventiva por "abandono de persona y sustracción de menores" (ver aparte)

Tras la noticia de que la beba se encontraba en buenas condiciones de salud, los vecinos se agolparon frente a la vivienda en la que fue encontrada la niña para aplaudir a Chester y sacarse fotos con el equipo de canes que participó del operativo. "La mamá nos había facilitado una prenda de la bebé y entramos a la casa con los perros. Chester, un labrador que trabaja sin correa, empezó a mostrar una habitación de la planta baja, luego marcó arriba y allí estaba la nena, que comenzó a llorar. Fue muy emocionante".

El caso. Todo comenzó tras una denuncia de los padres de la pequeña, que dieron a conocer a la policía la desaparición de Francesca. La beba estaba en su casa junto a su madre y su hermana cuando desapareció.

Un efectivo del cuerpo de bomberos contó que "la nena estaba durmiendo" en su casa la última vez que fue vista. "La madre salió de la pieza y cuando volvió a entrar, ya no estaba", detalló.

Tras las denuncia de los padres, se citó a la comunidad a colaborar en la búsqueda, a la que se sumaron bomberos y agentes de la comuna. Gendarmería revisó vehículo por vehículo, pero finalmente fue Chester quien pudo dar con el paradero de la pequeña, en una jornada que tuvo en vilo a la localidad y al país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS