Edición Impresa

Básquet: "Tenemos un buen grupo"

El entrenador Néstor Gnass habló de las claves para que Caova se consagrara campeón rosarino.

Jueves 18 de Diciembre de 2014

Néstor Gnass está atravesando uno de los momentos más importantes de su carrera. Desde sus inicios en las formativas de Temperley, hasta este presente en el que no para de festejar. Gnass llegó al club que conduce Miguel Dolce para dirigir las formativas y ser asistente de primera. En 2013 asumió al frente del equipo con el que logró el ascenso a la máxima categoría después de veinticinco años y en esta temporada ganó el Top 4 y ahora se adjudicó el torneo de primera. Algunas horas después de la conquista, y un poco más tranquilo, Gnass analizó con Ovación los secretos del funebrero.

_¿Cómo llegaron al título?

—Para nosotros fue muy importante haber conseguido el ascenso, pero sabíamos que teníamos que seguir trabajando para estar entre los mejores. Tenemos dirigentes que nos apoyan. Lo que pedimos lo tenemos y eso nos permite concentrarnos en nuestro trabajo. Es fundamental tener un respaldo de este tipo.

_¿Les resultó complicado adaptarse?

—Desde el principio teníamos en claro con Hugo (Domínguez, su asistente) que debíamos formar un buen grupo. Gaby (Domínguez) se sumó porque quería quedarse en Rosario. Tengo una buena relación con Maggi y Muñoz de la época de Temperley. Hablé con ellos y por suerte aceptaron. Después llegó Sardo, que le gustó mucho el club y se quedó con nosotros.

_¿Esperabas una final a cinco juegos?

Ya habíamos ganando el Top 4 con buenos partidos frente a Sportsmen y Echesortu, pero esto era distinto y sabíamos que no podíamos cometer errores. En los primeros partidos las cosas no nos salieron como queríamos. Para el tercero no teníamos muchas opciones, así que armamos zonas combinadas. En el cuarto las repetimos y terminamos ganando por una diferencia inesperada, pero el quinto era para cualquiera y eso fue lo que pasó, más allá de que logramos una diferencia de diez puntos en la primera mitad no nos podíamos confiar. Ellos defendieron bien nuestro primer ataque y además jugaron más físico, lo que hizo que el partido fuera mucho más complicado, por lo que pasamos a defender individual y por suerte nos dio resultado y pudimos festejar la conquista del título.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario