Edición Impresa

Apresaron a dos laderos del prófugo "Pollo" Bassi

El hecho ocurrió en Villa Gobernador Gálvez, donde incautaron cinco armas de fuego, un uniforme policial y tres vehículos. Uno está ligado al crimen de Ariel “Pájaro” Cantero.

Domingo 01 de Septiembre de 2013

Dos jóvenes detenidos y el secuestro de dos motos, un auto, cinco armas de fuego cargadas de proyectiles y un uniforme de la policía santafesina fue el resultado de dos allanamientos realizados la mañana de ayer por agentes de la División Judicial de la Unidad Regional II en el marco de la investigación por el crimen de Claudio “Pájaro” Cantero, el muchacho que fuera líder de la banda de Los Monos del barrio Las Flores y que cayó acribillado a balazos la madrugada del 26 de mayo pasado frente a un boliche de Villa Gobernador Gálvez.

   Los arrestos de los jóvenes, a quienes los pesquisas vinculan al grupo delictivo que lidera el prófugo Luis “Pollo” Bassi, se concretaron en un departamento del barrio Fonavi ubicado en Camino Guereño y Mármol, en la vecina ciudad de Villa Gobernador Gálvez. Frente a ese mismo departamento el pasado 13 de junio fue detenido Facundo “Macaco” Muñoz, sindicado como uno de los autores materiales del homicidio de Claudio Cantero y ligado estrechamente a Bassi.

Allanamientos. Los pesquisas de la División Judicial llegaron al mencionado complejo Fonavi con una orden de allanamiento librada por el juez de Instrucción número 11, Hernán Postma, quien investiga el crimen de Claudio Cantero. Desde que mataran al líder de Los Monos, los investigadores sostuvieron la hipótesis que las balas habrían partido desde allegados a Luis Orlando “Pollo” Bassi, un joven afincado en Villa Gobernador Gálvez que aparece mencionado como dueño del boliche Brújula, de esa localidad, e hijo del propietario de una remisería.

   Al entrar al departamento los policías se toparon con Sebastián “Copito” Zalazar, de 21 años; y con Leonardo González, de 29, quienes no ofrecieron resistencia alguna a ser apresados. El primero, dijeron los pesquisas, “aparece mencionado en varias escuchas telefónicas de la causa que se lleva adelante por el crimen de Cantero”. Mientras que su cómplice, “no está metido en las investigaciones por las bandas narcocriminales pero cumple una condena por homicidio en la cárcel de Piñero y no volvió a prisión tras una salida transitoria, por lo que al cotejar su identidad saltó un pedido de captura”.

   Al requisar el departamento que los pesquisas ya conocían por haber detenido ahí a “Macaco” Muñoz, encontraron una escopeta recortada calibre 12.70 tipo Itaka, un revólver calibre 38 y una pistola calibre 11.25, todos con sus cargadores completos de balas. Además, incautaron una moto Honda de 125 centímetros cúbicos “que era usada habitualmente por Copito” y un Fiat Duna con sus números de chasis y motor limados.

   Tras ello, los policías allanaron la vivienda de Copito, en Guido y Spano al 1900 de la vecina localidad. “Allí hay varias viviendas humildes de la familia de este muchacho, todas en un mismo terreno. Viven la madre, los hermanos con sus esposas e hijos. En la casita que el habitaba se encontraron una moto Yamaha XZ con papeles apócrifos que está ligada a la investigación por el crimen de Cantero porque habría sido vista en el lugar donde lo mataron la madrugada del hecho, un uniforme completo de la policía santafesina, una pistola calibre 9 milímetros que podría ser de la fuerza y un revólver calibre 38 con sus municiones.

   Lo llamativo de ese allanamiento, dijeron las fuentes, es que en la casa de Copito había un nene de 13 años que días atrás ya había sido arrestado junto a su abuela y la pareja del muchacho en un búnker de calle Ceibo, en el barrio Las Flores, donde se fraccionaban estupefacientes.

Hipótesis. La causa del asesinato de Claudio Cantero, baleado frente a la disco Infinity Night la madrugada del 26 de mayo, está radicada en el juzgado de Instrucción a cargo de Hernán Postma. Pero es en el marco de la investigación que impulsa su par Juan Carlos Vienna, sobre el homicidio ocurrido el 8 de septiembre del año pasado y que tuviera como víctima a Martín “Fantasma” Paz, donde aparecieron algunos datos llamativos que llevaron a la Justicia rosarina a adentrarse en los últimos meses en el andamiaje de las bandas narcocriminales.

   Entre esos datos, una de las hipótesis que maneja el juez Postma es que el padre de “Fantasma” Paz convocó a Luis Orlando “Pollo” Bassi para organizar el homicidio de “Pájaro” Cantero en venganza porque éste mandó a ejecutar a su hijo. Y que Bassi contactó para ese fin a dos sicarios: Milton Damario, que vive en Villa Gobernador Gálvez y permanece prófugo; y Facundo “Macaco” Muñoz, apresado el 13 de junio último en el departamento allanado ayer a la mañana. Entonces cayó junto a otros tres pibes cuando llegaban en un Citroën C4 para reunirse con Pollo, quien “logró escapar conduciendo un Alfa Romeo”.

   Al respecto, los policías dijeron entonces que no sólo “Macaco” aparecía vinculado al homicidio de Cantero sino algunos de sus laderos y hombres de “Pollo” Bassi, tal cual sería el ahora detenido “Copito” Salazar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS