Edición Impresa

Apresaron al sospechoso de matar a un joven a la salida de un boliche

Pablo Miguel M., de 28 años, fue apresado ayer después de una corta persecución por la zona oeste de la ciudad y quedó acusado de haber asesinado a Diego Adrián Godoy, el joven de 19 años que la madrugada del lunes recibió un tiro en la...

Jueves 31 de Julio de 2014

Pablo Miguel M., de 28 años, fue apresado ayer después de una corta persecución por la zona oeste de la ciudad y quedó acusado de haber asesinado a Diego Adrián Godoy, el joven de 19 años que la madrugada del lunes recibió un tiro en la cabeza tras una discusión a la salida de un boliche de Eva Perón y Donado, en el barrio de Fisherton y a metros de la comisaría 17ª.

   El procedimiento lo realizó a las 16.30 la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) a pedido del fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Miguel Moreno. “A partir de testimonios recogidos en la investigación y tareas de inteligencia realizadas en la calle” los pesquisas llegaron a la zona de Cerrito y Provincias Unidas donde montaron una guardia disimulada a la espera del sospechoso.
  En ese marco, a la hora indicada los policías vieron que el sospechoso se subía a un Volkswagen Passat de color rojo y aunque le dieron la voz de alto no se detuvo, por lo que hubo una corta persecución en la cual se interceptó el vehículo y detuvo a su conductor y único ocupante.

Para vos hay tiros. Pablo Miguel P. está acusado del homicidio agravado por uso de arma de fuego de Diego Adrián “Papucho” Godoy. La madrugada del lunes este joven estaba en el boliche Jalisco, en Eva Perón y Donado, junto a tres amigos. Según la pesquisa, en medio de la pista y por viejas rencillas tuvo una discusión con Pablo M., quien ante todos los presentes le dijo: “Para vos hay tiros...mirame a los ojos la concha de tu madre. Vas a ver afuera”.
  Así, pasadas las 5.30, Godoy se retiró del local con sus amigos y cuando se aprestaba a subir a su Chevrolet Corsa para regresar a su hogar un tiro efectuado a corta distancia y “a pie firme” le partió el cráneo matándolo en el acto. El joven cayó frente a la estación de servicios YPF ubicada en la esquina ante la desesperación de quienes lo acompañaban, uno de quienes fue alcanzado por un tiro en una pierna aunque su vida nunca corrió peligro.
  El fiscal Miguel Moreno quedó a cargo de la pesquisa y derivó la detención a la TOE, cuyos agentes llegaron hasta la zona de Cerrito al 6400 en busca del sospechoso del crimen, quien hoy será sometido a una audiencia imputativa.
  La pesquisa del crimen de Papucho puso en tela de juicio el funcionamiento de las cámaras de videovigilancia ya que todo ocurrió frente a uno de esos dispositivos instalados por la Municipalidad, aunque cuando el fiscal requirió la cinta le dijeron que el aparato no funcionaba.
  Acerca de la mecánica del crimen, el mismo Moreno dijo a poco de producirse que “hubo un entredicho previo dentro del local pero que no pasó a mayores, no hubo golpes de puño. Después este joven (Godoy) salió caminando y los desconocidos le efectuaron varios disparos. No hay vainas servidas para poder determinar qué tipo de arma es. Suponemos que se trata de un revólver de calibre menor”.
  El funcionario dijo entonces que las versiones de lo ocurrido, en ese momento, eran mínimas. “Aguardaremos el relato de los amigos de la víctima y de otros testigos en ese sentido. Algunos dicen que hubo problemas de polleras como se dice habitualmente, pero vamos a esperar”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS