Edición Impresa

Antes de morir, una nena de 8 años identificó a su asesino, que fue detenido

Una nena de 8 años que fue atacada a puñaladas en la ciudad neuquina de Zapala alcanzó a describir a su agresor como un hombre de "pelo color amarillo" y a contar que fue agredida al resistir una violación antes de desmayarse a metros del lugar del hecho y luego morir.

Sábado 17 de Enero de 2009

Bariloche.— Una nena de 8 años que fue atacada a puñaladas en la ciudad neuquina de Zapala alcanzó a describir a su agresor como un hombre de "pelo color amarillo" y a contar que fue agredida al resistir una violación antes de desmayarse a metros del lugar del hecho y luego morir. Tras la charla que tuvo la niña con vecinos del lugar del ataque, la policía detuvo al supuesto agresor cuando huia, en cuya casa se halló sangre y elementos que lo incriminan.

Rocío del Luján Cantero, hija de una conocida familia de Zapala, fue atacada a puñaladas el miércoles a la noche, tras lo cual salió del domicilio de su agresor y se desvaneció en la vereda. Recibió un puntazo en un pulmón que le provocó la muerte.

Pero antes de perder el conocimiento, la niña alcanzó a hablar con varias personas que se acercaron a auxiliarla, a quienes les contó lo sucedido y les dio una referencia del atacante, dijeron fuentes policiales. La niña fue trasladada a un hospital de Neuquén pero falleció en el camino. El ataque ocurrió alrededor de las 20.30 cuando la chiquita pasó caminando frente a la casa del acusado y fue conducida a un departamento en el sector trasero del lugar.

El caso, que conmocionó a la ciudad del norte neuquino, pudo esclarecerse rápidamente a partir del testimonio de la niña. Un vecino observó que una persona con esa descripción se alejaba en bicicleta y dio aviso a la policía. Cuando los efectivos llegaron al lugar donde la nena cayó desmayada —en el barrio 582 Viviendas de Zapala— varias personas que alcanzaron a dialogar con ella instantes antes le indicaron cuál era la casa aludida por la niña y la descripción que ésta dio del atacante. El sospechoso, Nelson Fabián Apaza, de 23 años y "con pelo amarillo", tal como dijo la niña apuñalada, fue detenido en la casa de un amigo. Tenía marcados en la piel rasguños provocados por la nena.

La búsqueda. Luego la policía allanó su domicilio, donde encontraron abundante sangre y secuestraron varios elementos que lo incriminan, entre ellos un cuchillo. Según publicó ayer el diario Río Negro, el amigo del imputado contó que éste la había pedido plata porque debía irse de Zapala. "Me mandé una macana", contó que le dijo.

El comisario Manuel Poblete, instructor de la causa, dijo que si bien "siempre está por encima de todo el principio constitucional de inocencia", en este caso "los elementos hallados son contundentes". El jefe policial agregó que investigan cómo ingresó la niña al domicilio de Apaza, ya que pudo hacerlo engañada o por la fuerza, y cuáles fueron los motivos del ataque. De todos modos, los testigos aseguraron a la policía que la niña dijo que el hombre intentó violarla y que ante su resistencia le aplicó varias puñaladas, una de las cuales le perforó un pulmón y produjo la muerte.

Poblete explicó que el detenido Apaza llegó a Zapala hace dos años y que no tiene antecedentes policiales. El caso es investigado por el juez Hugo Saccocia, quien ordenó una estricta custodia de la vivienda antes de la llegada de los especialistas de la policía neuquina, que realizaron las pericias. El magistrado tenía previsto ayer interrogar al sospechoso por el delito de homicidio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS