Economía

Las tarjetas crecen en el interior y van por sectores de ingresos medios

El consumo de bienes y servicios mediante tarjetas de créditos registró un importante crecimiento durante el año pasado y, aunque el alza tuvo un ritmo más bajo que en 2006, las perspectivas para las empresas que manejan los plásticos tanto internacionales, como nacionales o regionales son positivas.

Domingo 13 de Enero de 2008

El consumo de bienes y servicios mediante tarjetas de créditos registró un importante crecimiento durante el año pasado y, aunque el alza tuvo un ritmo más bajo que en 2006, las perspectivas para las empresas que manejan los plásticos tanto internacionales, como nacionales o regionales son positivas.

Un informe de la consultora “Claves, información competitiva” destaca que la demanda por consumo se mantiene en el camino ascendente y esta tendencia impulsa el negocio de las tarjetas de crédito. En ese sentido, menciona que las oportunidades del sector radican en el crecimiento del empleo formal, el desarrollo de los mercados del interior y el crecimiento del e-commerce, entre otros.

Sin embargo, la consultora indica que el propicio escenario está amenazado la suba pronunciada de las tasas de interés, la intensificación de regulaciones y un contexto inflacionario elevado, así como la informalidad en la economía y el aumento de los costos de captación de nuevos clientes. Resta definir cómo impactará la eliminación de la devolución de 3 puntos de IVA en las compras con tarjetas de crédito.

Movilidad

Tras la gran recuperación mostrada por el sector en los cuatro años posteriores a la crisis, en 2007 se estabilizó el crecimiento. Según la consultora, se mantuvo la tendencia de aumento de la masa crítica pero a ritmo moderado y sostenible. “El mayor impulso al crecimiento viene dado por las tarjetas no bancarias, cuyos saldos crecen bastante por encima de la media del mercado, esta situación se explica por la saturación de las tarjetas internacionales, que contrasta fuertemente con el ingreso de una gran cantidad de personas de niveles socioeconómicos más bajos que están siendo, de a poco, incorporadas al sistema”, indica.

El informe precisa que en el segmento de tarjetas internacionales, Visa es la líder indiscutida. En tarjetas nacionales Mastercard se queda con el primer puesto. En regionales y locales, la cordobesa Tarjeta Naranja se encuentra en el tope del ranking y para uso en retailers CMR Falabella es la elegida.

“Claves, información competitiva” explica que las principales tendencias del sector pasan por la consolidación del sector de tarjetas regionales como competidor relevante, fundado en una alta especialización y profesionalización, sumado a una inserción muy poderosa en las zonas de influencia. Otro factor es l crecimiento del mercado impulsado por la incorporación de clientes provenientes de sectores de ingresos medios bajos y bajos, no así en el segmento ABC1, que tiene una sobreoferta en el mercado.

El fortalecimiento de alianzas de las emisoras para la colocación de plásticos y las nuevas formas de comercialización por parte de bancos generalistas son otras de las estrategias del sector para captar clientes. El informe, además, menciona que los bancos generalistas se inclinarán a captar clientes en sectores de ingresos medios-bajos y las tarjetas regionales buscan diseñar productos para atraer clientes de ingresos altos.

Boom publicitario

La promoción y la publicidad son las herramientas elegidas por las tarjetas de crédito para comunicar sus servicios. La clave advierte que actualmente el mercado está asistiendo a un boom publicitario, desatándose una verdadera guerra de avisos promoviendo beneficios de tarjetas en todos los medios masivos.

“Los sponsors y promociones de eventos están a la orden del día, los eventos deportivos marchan a la cabeza, donde se nota mucha presencia de tarjetas regionales, seguidos de los espectáculos artísticos. La mayor presencia se ha visto en las estáticas del fútbol pero también hay presencia en otros deporte”, precisan.

Los números confirman la tendencia. En medios masivos de comunicación, en el 2006, las tarjetas de crédito realizaron inversiones por más de 160 millones de pesos, el doble que en el 2005.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario