Economía

Ladrillos inteligentes: invertir en condo hotel

La firma Hilton decidió desembarcar fuerte en la ciudad de Bariloche con Hampton, uno de sus principales productos hoteleros, de la mano de la empresa Argenway, grupo Free Way.

Domingo 20 de Agosto de 2017

En épocas donde las opciones para invertir se multiplicaron en cantidad y calidad, muchos se preguntan qué hacer con su primer ahorro, con algún dinero extra hacia horizontes novedosos pero, a la vez, seguros y bien respaldados. En ese marco, los condo hoteles surgieron como una opción atractiva a nivel mundial, no solamente por la seguridad que brinda el "ladrillo" sino por la alta rentabilidad que pueden generar estos establecimientos subdivididos que se comercializan por habitaciones o hasta por mitades o cuartos de ellas.

Ante esto, la firma Hilton decidió desembarcar fuerte en la ciudad de Bariloche con Hampton, uno de sus principales productos hoteleros, de la mano de la empresa Argenway, grupo Free Way.

Hace un año comenzaron las obras a muy buen ritmo a escasos 150 metros del Centro Cívico de un condo hotel que se inaugurará en 2018 y que ya garantizó su financiamiento e incorporó 65 inversores.

La inversión en un condo hotel es conveniente por la alta rentabilidad que aporta. Según estudios de mercado el "ladrillo inteligente", que se ve bien reflejado en condo hoteles bien diseñados como es el caso del Hamptonby Hilton Bariloche, otorga una ganancia aproximada del 8 por ciento anual después de impuestos, que trasunta en el doble del promedio de un alquiler de un departamento. En algunos casos, y dependiendo de las situaciones puntuales, la ganancia puede alcanzar hasta un 10 por ciento por año.

La radicación no es un dato menor. En este caso Bariloche tiene las ventajas de una ciudad múltiplemente turística con afluencia nacional y extranjera durante todo el año, algo esencial si se habla de invertir en un hotel. Pero además, el condo hotel que emplazó Free Way de la mano de Hampton by Hilton se encuentra en pleno centro, con vistas al lago Nahuel Huapi, y respaldado por una firma internacional. El emprendimiento cuenta con el apoyo del Ministerio de Turismo de la Nación, así como del Municipio de Bariloche.

El negocio tiene un funcionamiento simple. Las habitaciones pertenecen a inversores individuales, cada una constituye una unidad funcional y su dueño posee título de propiedad. El inversor adquiere una habitación (o fracción de ella) y su proporcional de espacios comunes, amenities y terreno. Luego cede su usufructo al fideicomiso encargado de construir el inmueble dando lugar a su segundo objeto: la explotación del negocio hotelero y la distribución automática de renta entre los inversores.

Otro de las ventajas del emprendimiento es la búsqueda de la tranquilidad. El fideicomiso se encarga de todos los aspectos operativos, comerciales y administrativos, por lo que el inversor no debe hacerse cargo de nada. El fideicomiso contrata a un operador para el gerenciamiento del hotel y la franquicia de Hampton by Hilton, recibe los ingresos por las ventas de noches y extras, contrata los empleados, paga todos los gastos del hotel y distribuye las ganancias.

En tanto, el inversor forma parte de un "pool", por lo que las ganancias se distribuyen por igual entre todas las habitaciones sin importar si alguna estuvo ocupada o no durante el período. Todas las unidades participan por igual de las ganancias del hotel. Además, el inversor puede alojarse sin cargo hasta dos semanas al año, fuera de alta temporada y sujeto a disponibilidad, para no afectar la rentabilidad del emprendimiento.

El monto necesario para sumarse a la inversión es variada y se puede hacer en habitaciones enteras o de manera fraccionada. Un cuarto de habitación equivale aproximadamente a una cochera. El aporte normalmente se hace mediante un anticipo del 30 por ciento y 24 cuotas ajustables por el índice de la CAC.

Más informes www.argenway.com/hampton_bariloche

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario