Economía

La crisis de un gigante chino golpeó al mercado

El grupo inmobiliario Evergrande debe unos u$s 300 mil millones y tiene problemas. El temor a otro Lehman Brothers sacudió al mundo

Martes 21 de Septiembre de 2021

La megaempresa inmobiliaria china Evergrande Group, poseedora de más de 1.300 proyectos urbanísticos en ese país, puso en jaque al sector financiero internacional al poner en duda su capacidad de pago para cumplir con una deuda estimada en u$s 300.000 millones. La crisis, que no pocos analistas equiparan a la de Lehman Brothers en 2008, conmovió al mercado global. Los indicadores bursátiles bajaron hasta 2,2% en Wall Street. El S&P Merval de la Bolsa porteña cayó 6,21%. El golpe sacudió al negocio global de commodities, con fuertes baja para los principales granos en Chicago y Rosario.

El vínculo que une al desarrollador inmobiliario chino con múltiples bancos de ese país, proveedores e inversionistas que compraron títulos que cotizan en Bolsa podría generar una onda expansiva que afecte a todo el sistema de crédito internacional, en caso de que no pudiera cumplir con sus obligaciones.

En consecuencia, las acciones de la empresa cayeron 10,63% este lunes en la Bolsa de Hong Kong, su menor nivel de cotización en más de 11 años, y desde sus máximos históricos alcanzados en octubre de 2017, la valoración bursátil de la empresa cayó un 92,77%.

Este jueves vencen dos títulos de deuda de Evergrande y hasta fin de año tiene u$s 669 millones en pagos de cupones, según datos compilados por Bloomberg.

En total, la deuda de Evergrande incluye alrededor de 571.800 millones de yuanes de préstamos de bancos y otras instituciones financieras como fideicomisos, con 240.000 millones de yuanes con vencimiento en menos de un año.

Fundada en 1996 en la ciudad sureña de Guangzhou, la compañía se expandió del negocio de la construcción de viviendas con inversiones que incluyen vehículos eléctricos, producción de Internet y medios, un parque temático, un club de fútbol (Guangzhou FC) y una empresa de agua mineral y alimentos, entre otras.

Sin embargo, el año pasado la compañía informó una pérdida de 30.100 millones de yuanes (u$s 4.700 millones), la segunda caída anual consecutiva.

La onda expansiva de la crisis, a la que se asimila con la de Lehman Brothers en 2008, llegó a todo el mundo. Las Bolsas neoyorquinas abrieron la semana con un fuerte retroceso. El Dow Jones cayó 1,8%, el S&P 500 bajó 1,7% mientras que el Nasdaq se desmoronó 2,2%).

Muchos inversores y analistas ven en el caso chino una situación similar a la de Fannie Mae y Freddie Mac en los Estados Unidos, entidades financieras que garantizan la mayor parte de las hipotecas. Históricamente eran compañías privadas que operaban con el permiso del gobierno n. A finales del 2008, tras la crisis financiera, el gobierno de EEUU se hizo cargo de las operaciones de ambas compañías.

Al margen del caso chino, preocupa también a los operadores de Wall Street la advertencia de la secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, sobre la necesidad de aprobar un nuevo límite al endeudamiento. demás, la Reserva Federal iniciará hoy una reunión de dos días, en la que se espera que el organismo dé señales sobre el fin del programa de compras de activos tóxicos y de algún movimiento en la tasa de interés de referencia, ante la abultada tasa de inflación registrada en el último año.

La inquietud se trasladó al mercado de granos. La soja perdió u$s 7,90 por tonelada en Chicago. En Rosario, la oleaginosa disponible cayó u$s 8 por tonelada, en u$s 342 la tonelada.

Brasil, golpeado por la inflación

El 85% de la población de Brasil redujo en lo que va de 2021 el consumo de al menos un alimento, sobre todo la carne vacuna, en el contexto de una inflación inédita para los niveles de la principal economía latinoamericana. Así lo indicó una encuesta del instituto Datafolha divulgada ayer. El 67% dejó de comer carne vacuna y 46% descartó lácteos. El boletín Focus del Banco Central indicó que se espera que la inflación llegue a 8,25% en 2021, contra la meta proyectada por el mismo Banco Central de 3,25%. La inflación para los más pobres está en 17%.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario