Economía

La asamblea de Sancor aprobó la venta de la empresa a Adecoagro

El monto de la operación sería de u$s 400 millones. La cooperativa creó una SA y le transfirió las plantas y el personal. El comprador tendrá el 90 por ciento.

Viernes 13 de Abril de 2018

Los asociados de Sancor aprobaron ayer por unanimidad en una asamblea extraordinaria los términos y condiciones de la oferta de inversión y asociación presentada por Adecoagro. De este modo, la segunda industria láctea del país deja de ser una cooperativa y el 90 por ciento de su capital accionario queda en manos del grupo privado.

El monto de la operación es confidencial, pero se sabe que supera los 330 millones de dólares que había ofrecido la coooperativa Fonterra, de Nueva Zelanda.

La decisión se aprobó durante la asamblea extraordinaria que se desarrolló ayer en Sunchales. Allí e autorizó al consejo de administración para que "realice todos los actos necesarios para la constitución de una sociedad anónima y transfiera a esta las plantas productivas, personal, centros logísticos, las marcas de Sancor y demás activos y pasivos incluidos en la oferta", informó un comunicado.

Luego, Sancor Cooperativas Unidas Ltda. venderá a Adecoagro SA "no menos del 90 por ciento de las acciones de la nueva SA".

Previo a esta asamblea, el jueves pasado hubo otra en la cual se aprobó con sus acreedores el acuerdo preventivo extrajudicial. "Es otra instancia cumplida de las contempladas en el marco del Plan Sancor, dando continuidad al plan de reestructuración", explicaron desde la empresa.

La cooperativa

Finalizada esta operación "Sancor continuará su actividad productiva como cooperativa de productores de leche, gestionando la materia prima producida por sus asociados y promoviendo el desarrollo lechero a través de la asistencia técnica y la prestación de servicios relacionados", detallaron.

El acuerdo quedará radicado en el Juzgado de Primera Instancia de Distrito en lo Civil y Comercial de la II Nominación de Rafaela.

Con esta operación se profundiza la reestructuración del mercado lácteo en la Argentina y la concentración de la actividad en un commoditie tan vulnerable como la producción de leche, que multiplica la actividad económica en las regiones en las que se radica. Además, corre del negocio a las entidades cooperativas que le dieron un sello identitario al sector.

Adecoagro comenzó a operar en 2002 con la compra de 74.000 hectáreas de campo a Pecom Agropecuaria. En la provincia tiene una pata en el negocio del arroz con la marca Molinos Ala y dos tambos estabulados, los primeros en América latina, en Venado Tuerto, con 7.000 vacas en ordeñe y una producción anual de 95 millones de litros. Allí produce energía eléctrica en base a los residuos de los establecimientos y genera 1.4 Mw de potencia que sube a la red nacional. También tiene presencia en Brasil y Uruguay en el negocio de tierras, azúcar y bioetanol.

El holding que hace una década tenía como inversor al magnate húngaro estadounidense George Soros —quien ahora no participa de la compañía— cotiza en la Bolsa de Nueva York y tiene 32 establecimientos propios y opera bajo administración 435.000 hectáreas.

En el rubro lechero es el principal productor del país, con 270.000 litros diarios y una producción individual por vaca en torno de un 50 por ciento más que el promedio nacional.

La revancha

Precisamente, esta empresa estuvo a punto de comprar Sancor en 2006.

Fue en el marco de la anterior crisis de la empresa láctea. Por el reclamo de entidades y dirigentes políticos, el entonces presidente Néstor Kirchner intervino y gestionó un acuerdo con Venezuela, que permitió conservar su carácter cooperativo.

Por ese acuerdo, el gobierno de Hugo Chávez dispuso un salvataje por 80 millones de dólares a cambio de la provisión de leche en polvo. Ese acuerdo permitió sanear gran parte del desfase financiero de entonces. El precio que pagaba entonces Venezuela era un 30 por ciento superior al que ofrecía el mercado. En el período 2006-2015 ingresaron al país 4.000 millones de dólares por la exportación de leche en polvo de la cooperativa a territorio venezolano. Desde junio de 2015 a febrero de 2016, Sancor fue la única empresa que le aseguró a los productores un piso de 3 pesos por litro.

Ese proceso se interrumpió cuando Venezuela comenzó a atrasarse en los pagos producto de su crisis económica y política.

Con el cambio de gobierno en Argentina, ese acuerdo estalló. En la cuenca lechera, una doble crisis hídrica que redujo sustancialmente la oferta de leche completó el combo. En 2017, luego de haber vendido su línea de frescos a Vicentín, Sancor entró en una crisis terminal que obligó a pedir un salvataje urgente al gobierno nacional, una movida que en Santa Fe encararon las distintas fuerzas políticas y sociales.

En ese proceso vendió cuatro de sus plantas y redujo su personal desde 4 mil a menos de 3.500 empleados.

Sancor nació en 1938 como resultado de la asociación de 16 cooperativas de Santa Fe y Córdoba. Llegó a contar con 16 plantas industriales. Integra a más 500 productores y 55 cooperativas. Exporta a 30 países.

Trascendió que Sancor aportará a la nueva sociedad, que se denominará "Sancor Industrias Lácteas SA", diez plantas industriales, dos centros logísticos, las principales marcas comerciales y 2.800 empleados. La nueva sociedad, que se oficializará en junio, asumirá los pasivos de Sancor hasta u$s 300 millones. No serán transferidos los créditos adeudados por Venezuela por más de u$s 20 millones.

La cooperativa procurará cobrarlos e invertirlos para aumentar su participación accionaria en la nueva empresa.

crisis. Sancor vende sus activos a Adecoagro. La cooperativa seguirá sólo con su actividad tambera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario