Economía

Elecciones dólar y octubre

Salvador Di Stéfano

Domingo 20 de Agosto de 2017

Las elecciones trajeron tranquilidad cambiaria. El Banco Central dejo de intervenir. Los bonos y acciones como una alternativa de inversión. La tasa le gana por puntos al dólar y la inflación.

Las elecciones le dieron un espaldarazo al gobierno y descomprimió el escenario monetario. Podríamos decir que los problemas económicos persisten, pero el resultado electoral hace que la transición los tolere.

El dólar se cayó desde el nivel de $ 18 donde rebotaba ante la intervención del Banco Central. Todo haría indicar que el tipo de cambio se quedaría en la zona de $ 17 /$ 18por debajo de estos valores los sectores exportadores se perjudicarían, por encima de este rango los precios se descontrolarían.

En el segundo semestre del año 2016 la inflación fue del 8,8 por ciento anual. El segundo semestre del año 2017 comenzó con una inflación del 1,7 por ciento, para igualar al semestre del año anterior tendría por delante una inflación del 7,1 por ciento en cinco meses. Todo es posible si el gobierno no modifica las tarifas públicas.

En el último trimestre del año quedarían por ajustar los precios de los combustibles, energía eléctrica, gas y transporte. Es una incógnita si los ajustará o postergará los aumentos para el año 2018. Lo que está claro, que no pueden dejar de ajustar de cara a los próximos 9 meses.

El martes pasado se renovaron letras del Banco Central, la tasa se ubicó en el 26,5 por ciento anual y logro una renovación parcial que le permitió al ente rector disminuir su pasivo en letras. La tasa en pesos sigue siendo la mejor inversión del mercado.

Luego de las elecciones los bonos en pesos y en dólares lograron mejorar notablemente sus precios, el mercado está más confiado en que el gobierno logre el financiamiento necesario para cubrir el déficit fiscal, y seguir mejorando el perfil de la deuda pública.

El día martes se emitirán Letes por un total de u$s 750 millones, se colocarán a 7 meses a una tasa del 2,8 por ciento anual, y 13 meses a una tasa del 3,14 por ciento anual. Estas letras se pueden comprar en pesos, el dólar se cotiza a su valor mayorista lo cual es muy conveniente para pequeños inversores que ahorran en dólares.

Las acciones se perfilan como la mejor opción de inversión antes de las elecciones legislativas de octubre. El oficialismo salió victorioso de las Paso, todo hace pensar que ganaría holgadamente en octubre y en la Argentina se vuelve a hablar de reelección. Somos incorregibles.

Lo único que puede empañar el buen momento que tienen por delante las acciones es una crisis internacional. Hay tres temas que generan ruido en los mercados, a saber:

1 la pésima relación del presidente de Estados Unidos con el Congreso Americano, no hay consenso para aprobar la baja de impuestos y el plan de infraestructura, lo que aleja la posibilidad de un crecimiento a tasas del 4 por ciento anual en Estado Unidos, probable baja de la bolsa americana en puerta.

2 La renegociación del Nafta y en especial el acuerdo de libre comercio de México con Estados Unidos, su resultado puede tener influencia en el comercio mundial, y en especial la relación de Estados Unidos con la región. Por algo se vino el vicepresidente de Estados Unidos a la región a regalar elogios y realizar acuerdos comerciales. ¿Los cerdos dejarán de ir a México y vendrán a Argentina?

3El terrorismo sigue siendo el principal enemigo de la humanidad, y eso se podría reflejar en los mercados.

Conclusiones

BULLET_CHARACTER El Banco Central dejo de intervenir en los mercados, en la semana que termina no vendió ni compro dólares, pero lo más importante es que tampoco coloco nuevas letras, y la tasa de Lebac bajo 0,25 por ciento anual.

BULLET_CHARACTER Los bonos en dólares siguen rindiendo por encima del 6 por ciento anual, y los bonos en pesos en el 28 por ciento anual. Son tasas para no despreciar.

- Es un buen momento para apostar por las acciones. Dejamos atrás el vencimiento del mercado de futuro y están dadas las condiciones para una gran suba, salvo que algún Cisne Negro que viene del exterior nos complique la fiesta.

BULLET_CHARACTER El tablero de comando nos indica para los primeros siete meses:

Inflación minorista 13,7 por ciento, inflación mayorista 10,2 por ciento, rentabilidad de las Lebac, estuvieron en marzo en 22,25 por ciento anual, y en la última licitación el 26,5 por ciento anual. En siete meses rentaron el 15 por ciento. El dólar comenzó el año en $ 15,85 y el jueves cerró en $ 17,27 logro una rentabilidad del 9,0 por ciento.

La tasa le gano a la inflación y al dólar, las Lebac son el ganador indiscutido, aunque no la veamos, la bicicleta siempre está.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario